Deuda

Argentina extiende negociación del pago de deuda, pero acreedor ve difícil que se evite el default

Las autoridades argentinas están analizando contraofertas realizadas por sus acreedores para la reestructuración de US$65.000 mlls en deuda.

viernes, 22 de maio de 2020

El embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Argüello, confirmó en un envío por correo electrónico que el país caerá este viernes en default al no cumplir con el pago de tres bonos cuyo período de gracia para un vencimiento por u$s503 millones llega a su fin hoy.

En la comunicación, el funcionario oficializa el impago, pero sostiene que la extensión en el plazo de negociaciones permite que el Gobierno argentino y los bonistas puedan seguir conversando para alcanzar una reestructuración ordenada.

La misiva se dio a conocer casi al mismo tiempo en que se difundieron declaraciones del ministro de Economía, Martín Guzmán, a la agencia Reuters en la que confirmó que el país mejorará la oferta a los bonistas para "alcanzar un acuerdo sostenible" en los "próximos días".

El ministro destacó que "las negociaciones continúan por un sendero positivo" y consideró que hay un "mayor entendimiento mutuo entre las dos partes".

¿Qué dice el mail?

"Hoy concluye el período de gracia para pagar los intereses de algunos de los bonos elegibles sujetos a negociaciones. Ante la perspectiva de llegar a un acuerdo con sus acreedores sobre los nuevos términos de sus bonos, la Argentina aplazará este pago hasta que se llegue a un acuerdo con los acreedores y se acuerden nuevos términos sobre los intereses a pagar por dichos bonos", escribió el funcionario.

Y sostuvo que la ampliación del plazo de negociaciones hasta el 2 de junio es "en sí misma una formalidad, pero significa el reconocimiento de y las conversaciones en curso entre el Gobierno argentino y sus acreedores, que requieren un poco más de tiempo para dar frutos y lograr una reestructuración ordenada de la deuda".

"La Argentina y sus asesores tienen la intención de aprovechar esta prórroga para continuar las conversaciones y permitir que los inversores sigan contribuyendo a una reestructuración satisfactoria de la deuda. En ese sentido, el Gobierno argentino sigue recibiendo las opiniones y sugerencias de los inversores sobre diferentes vías para mejorar las recuperaciones. El Gobierno de la Argentina está analizando esas sugerencias con miras a maximizar el apoyo de los inversores y, al mismo tiempo, preservar sus objetivos de sostenibilidad de la deuda", agregó.

Reestructuración satisfactoria
"La Argentina cree firmemente que una reestructuración satisfactoria de la deuda contribuirá a estabilizar la situación económica actual, aliviar las limitaciones a mediano y largo plazo de la economía argentina creadas por la carga actual de la deuda y devolver la trayectoria económica del país al crecimiento a largo plazo", abundó el diplomático.

En los hechos, es la primera confirmación oficial del default, ya que hasta ahora los funcionarios nacionales se limitaron a comunicar que las negociaciones se extenderán en el tiempo sin precisar qué pasará con el pago que vence hoy.

"La razón por la que extendimos (el plazo de) la oferta es técnica. Estamos planeando realizar modificaciones con el objetivo de alcanzar un acuerdo sostenible con nuestros acreedores", dijo Guzmán.

No obstante, el ministro de Economía aclaró que "aún hay una importante distancia que cubrir, pero todas las partes están a la mesa para encontrar una solución. Para Argentina, es la esencia que el acuerdo esté alineado con la capacidad de pago del país".

Acreedores

Un miembro destacado de un grupo de acreedores dijo que sería "muy difícil" que Argentina evite una cesación de pagos, lo que podría suceder este viernes pese a que las negociaciones continuarán hasta junio.

Las autoridades argentinas están analizando contraofertas realizadas por sus acreedores para la reestructuración de US$65.000 millones en deuda, pero el viernes vence un período de gracia para el pago de bonos.

De no hacerlo, el país, que atraviesa una severa crisis económica, ingresaría en el noveno ´default´ de su historia.

La cesación de pagos, sin embargo, podría ser temporal, ya que las negociaciones parecen avanzadas y el jueves Argentina extendió hasta el 2 de junio el plazo para negociar, el que también vencía este viernes.

"Odiaría ver algo tan desordenado como un ´default´ duro", dijo Hans Humes, quien encabeza a Greylock Capital y ha liderado a un grupo de fondos de cobertura y otros acreedores privados.

Humes, que habló en una conferencia virtual, señaló que era más probable para Argentina encontrar consenso entre sus acreedores después del plazo de vencimiento del viernes.

"Debería haber suficiente flexibilidad para llegar a un acuerdo que sea aceptable, pero tendremos que ver", señaló Humes.

Los acreedores de Argentina realizaron contrapropuestas a finales de la semana pasada luego de rechazar una oferta inicial del Gobierno que incluía un período de gracia de tres años, un recorte del 62% en el pago de cupones y la postergación de vencimientos hasta el 2030 y más adelante.

Los bonos soberanos en la plaza extrabursátil local operaron el jueves con una leve mejora promedio del 0,2%, encabezados por las emisiones dolarizadas.

Edward Glossop, de Capital Economics, dijo en una nota el jueves que un incumplimiento no sorprendería al mercado, donde los bonos argentinos se cotizan a niveles muy bajos.

Pero dijo que las conversaciones podrían prolongarse y las pérdidas podrían ser mayores de lo esperado, con valores de los bonos internacionales "tan bajos como 30 centavos por dólar".

(Publicado por Agencias y iProfesional - Argentina, 22 de mayo 2020)
_________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international