Telecomunicaciones

"Estamos pidiendo dos cosas totalmente legítimas: certeza jurídica e igualdad de condiciones para competir”: CEO de Movistar

El CEO de Movistar propone un plazo de dos años para devolver el espectro ordenado por la Corte Suprema.

martes, 20 de agosto de 2019

Redefinir las reglas del juego para poder seguir desarrollando la industria es el desafío que plantea, y que repite en varias ocasiones en esta entrevista el presidente y CEO de Movistar Chile, Roberto Muñoz.

Facilitar el despliegue y la compartición de infraestructura, simplificar procesos para bajar costos y declarar, como en algún momento se hizo con la energía eléctrica, como un servicio imprescindible a la telefonía; son algunos de los elementos que pone sobre la mesa. Y para eso, asegura, es fundamental contar con certeza jurídica.

Y es que en el último tiempo el sector se ha visto enfrascado en batallas judiciales. Un fallo de la Corte Suprema ordenó la devolución de parte del espectro que se adjudicaron Entel, Claro y Movistar en una licitación, conflicto que incluso se trasladó al Tribunal Constitucional. En paralelo, en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia revisa una consulta de Movistar por la decisión de Subtel de descongelar parcialmente la banda 3,5 GHz, clave para el servicio de alta velocidad 5G.

¿Falta certeza jurídica en el sector?

-Lo que necesitamos es despejar las discusiones de espectro, porque es lo que nos permite desplegar redes. Somos conscientes que tenemos que devolver espectro porque es una resolución de la Corte Suprema y nunca nos hemos ido en contra, al contrario, hemos dicho que tenemos que cumplir. Sí quiero decir que para nosotros es duro como industria porque el Estado hace años atrás, cuando se licitó la banda 700 propuso unas reglas para poder participar por ese concurso, y nosotros como inversionistas extranjeros que confiamos mucho en las reglas, que en la historia de Chile siempre había sido de un 7, apostamos e invertimos mucho dinero, pero pasado un tiempo se nos dice que no es legítima esa licitación. Es un golpe duro porque cuestiona que las bases sean de largo plazo.

¿Qué les pareció el plan de Subtel de cronograma de devolución de espectro?

-Somos conscientes que ese es el camino que tenía la Subtel, no estamos cuestionando lo que ha puesto en la mesa, pero sí el cronograma nos preocupa y estamos pidiendo que se reconsidere bajo dos aspectos. Primero, 11 meses que es lo que queda para devolver el espectro es insuficiente para poder sostener el servicio, porque cuando uno tiene menos espectro lo que tiene que hacer es colocar más sitios, y hoy con la normativa existente, además de los recursos porque es muy oneroso hacerlo, no se alcanza en un año a desplegar toda esa infraestructura. Se necesita más tiempo.

¿Cuánto tiempo?

-Necesitamos al menos dos años para poder devolver ese espectro. En un año no alcanzamos, físicamente, a hacer algo para poder cursar todo ese tráfico que se requiere. Y lo otro que es importante para nosotros, es que se defina cuál es el cap, porque el cap nos va a condicionar también si es que hay espectro que tenemos que devolver adicionalmente a este. Lo que siempre hemos pedido es que se nos diera el plazo después de definir el Cap.

Con los plazos actuales estamos convencidos que nosotros no tenemos capacidad de reacción, y la industria en general, y al final del todo, queramos o no, voluntad, ganas, energía y dinero que es mucho, los grandes perjudicados vamos a ser todos nosotros porque vamos a tener una calidad de internet bastante peor de la que tenemos hoy.

¿Qué decisión tomaron respecto al espectro que deben devolver?

-Todo dependerá de lo que defina el Cap. Definido el Cap, vamos a poder saber cuál es la forma más eficiente desde la perspectiva de los recursos y del impacto de que podría tener en los clientes.

¿Cómo toma las críticas de otras compañías que acusan a Movistar de retrasar el despliegue del 5G, que no han invertido y que tampoco dejan invertir? Incluso, la Subtel hizo un llamado a las empresas que no obstaculicen el despliegue del 5G.

-Más allá de cómo nos sentimos, quiero hablar por los hechos. Pero como no quiero hablar de la historia, quiero hablar de los últimos cuatro años, somos el mayor inversor en telecomunicaciones en Chile. Entonces que se diga que nosotros no queremos invertir es contradictorio con los hechos, porque demuestran con información pública, que somos el principal inversor. Por lo tanto, me parece que ese argumento se cae por su propio peso. Respecto a obstaculizar, en absoluto, nosotros hemos sido muy colaborativo en esto.

Lo que queremos son dos cosas: primero, es certeza jurídica.Y lo segundo, queremos ir con mucha fuerza al 5G, competir con muchas ganas, pero queremos las mismas condiciones que nuestros competidores. Estamos pidiendo dos cosas que son absolutamente legítimas, certeza jurídica e igualdad de condiciones para competir.

¿Cree que las críticas fueron injustas y muy duras?

-Lo hechos demuestran que ambas afirmaciones no son correctas.

¿Las compañías han sido eficientes en el uso del espectro?

-Esta es la realidad: EE.UU tiene 3 operadores, que tienen asignados 715 MHz. En Chile son solo 400 MHz para más empresas. Si veo en Europa, el número es similar a EE.UU. Cuando uno habla con los especialistas, y seguro que las otras compañías podrán decir lo mismo, concluyen que el uso de espectro en Chile es bastante eficiente.

Cuando una empresa tiene más espectro, hay que tener menos sitios y es más eficiente en su estructura de gastos, por lo cual puede invertir más. En Chile existe espectro disponible, y creo que hemos trabajado una lógica como si el espectro fuera escaso y ese supuesto no es correcto. En el 5G hay 400 MHz de espectro en la banda 3.500, licitémoslo. Está en la mano poder resolver y tener un 5G de primer nivel.

¿Dónde buscan crecer?

-Una de las grandes transformaciones que está teniendo el sector de las telecomunicaciones en el mundo es migrar a la fibra óptica. Vamos a llegar ahora al 60% de nuestros clientes, que tenían tecnología antigua, los estamos llevando a fibra óptica. Tenemos ciudades full fibra.

¿Cuántas ciudades?

-Tenemos cerradas cinco y estamos en proceso, construyendo, otras cinco más. Algunas de esas las terminaremos de aquí a fin de año, y otras el primer trimestre de 2020. Pero vamos a toda máquina y poniendo toda nuestra apuesta en esto. Pero para poder hacer esto que redefinir las reglas del juego, para poder sostener las inversiones que se requieren.

¿Por qué?

-Poder atraer recursos requiere poder ofrecer al inversionista rentabilidades que le permitan apostar por el país. Y cuando ve a Chile, la rentabilidad es muy bajita. Está siendo muy difícil poder atraer inversiones y capital a nuestro país. Chile tiene algunos sobrecostos que son muy grandes en el desarrollo de infraestructura.

¿Cuál es el desafío?

-Si Chile decide tener muchos operadores es necesario poder avanzar en compartición de infraestructura, porque permite atraer más inversiones. Pero hoy estamos limitados por ciertas reglas del juego que definen nuestro reguladores y que seguramente tenemos que ponerlas en la mesa.

¿Esperaba que su periodo en la gerencia y ahora presidencia comenzara con tantos flancos judiciales abiertos?

-A mí no me gusta decir que esta es una industria judicializada porque creo que es injusto, no refleja la realidad, refleja una parte. Me gusta decir que trabajamos en una industria que está ayudando o facilitando la transformación social más grande que ha tenido la humanidad.

(Publicado por La Tercera - Chile, 20 agosto 2019)
___________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international