jueves, 22 de março de 2012


Sentencia – DD.HH

Chile: Gobierno confirma preparación de acto reparatorio tras fallo del CIDH en caso Atala

El vocero de Gobierno, Andrés Chadwick, recalcó esta tarde que el Ejecutivo prepara la realización del acto reparatorio contemplado en el fallo emitido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el caso de la jueza Karen Atala.

"Lo queremos hacer sin duda próximamente, pero comprenda que la sentencia la hemos conocido hoy a las 9:00 de la mañana y este tipo de actos, estamos viendo y averiguando de qué manera se llevan a cabo, para poder efectuarlo en nuestro país de la mejor forma posible y con el mayor y más profundo de los significados", enfatizó.

Chadwick reiteró, tal como hizo hoy el ministro de Justicia, Teodoro Ribera, que el Gobierno tiene como una de sus tareas más importantes la búsqueda de eliminar "toda forma de discriminación arbitraria".

"Como Estado de Chile frente a la CIDH, lo fundamental era que se velara por el bien de los niños. Se ha dicatado una sentencia que el gobierno obviamente acepta y va a hacer cumplir en su integridad, porque compartimos que no se pueden aceptar situaciones de discriminación arbitraria que puedan causar daño o perjuicio a los niños", aseveró.

En cuanto al acto en preparación, el vocero gubernamental reconoció su importancia en cuanto a que "todos en nuestro país, nuestras instituciones y nuestra legislación, avancemos culturalmente en generar condiciones de absoluta igualdad ante la ley y de pleno respeto a la autonomía de cada persona humana".

El dictamen de la CIDH, conocido el miércoles, establece el pago de indemnizaciones y la realización de un acto de reconocimiento público de responsabilidad, dentro de las medidas de reparación.

Suprema

El vocero de la Corte Suprema, Jaime Rodríguez Espoz, reconoció que los tribunales deberán considerar el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que acogió la demanda presentada por la magistrada Karen Atala, quien acusó al Estado de Chile de discriminarla porque el máximo tribunal consideró su orientación sexual al momento de decidir la tuición de sus tres hijas.

"Desde luego que esto va a tener que ser considerado por los tribunales (chilenos), pero los tribunales son independientes en el sentido de tomar las decisiones en el momento que corresponde y de acuerdo a los antecedentes que se acompañen por los litigantes", señaló el portavoz.

Asimismo explicó que en este caso el demandado no fue el Poder Judicial, sino el Estado que finalmente resultó condenado. En esa línea argumental, expresó que como "la administración del Estado la tiene el Poder Ejecutivo creemos que ellos son los que van a tener que implementar la forma en que se va a desarrollar éstas decisiones de la CIDH".

Acto desagravio

Justamente, una de las enmiendas que solicita este tribunal internacional es la realización de un acto de desagravio para Atala que cuente con la presencia de funcionarios del Poder Judicial. Al respecto, el ministro Rodríguez señaló que eso será analizado cuando sea el momento adecuado.

"Ahí habrá que coordinarlo y en ese momento se resolverá quienes asisten a ese acto, quienes no. La verdad es que nosotros no tenemos esa iniciativa. Si el Poder Ejecutivo nos invita evaluaremos la posibilidad de asistir o no, según la circunstancia, pero yo no puedo darle una respuesta en este momento anticipada, porque también es probable que el Ejecutivo haga un acto por su cuenta independiente del Poder Judicial", expresó.

El vocero de la Suprema, quien no participó del cuestionado fallo del máximo tribunal, explicó que ese dictamen fundamentalmente se centró en el bien superior de las niñas y no en la opción sexual de Atala, por lo que a su juicio se trató de un criterio distinto de jueces y no de discriminación.

"El fallo fundamentalmente se centró no tanto en la opción sexual de la señora Atala, sino en la posibilidades de riesgo que pudieron haber tenido en ese momento la situación de las niñas por el principio del interés superior", expresó.

Asimismo, destacó que el Poder Judicial ya ha adoptado medidas estipuladas en el fallo como la realización de capacitaciones para jueces y ministros sobre igualdad de género y discriminación, mencionado seminarios que abordaron esas temáticas en el 2010 y 2011.

Defensa de jueza

Los abogados defensores de la jueza Karen Atala valoraron el fallo favorable a su clienta que dictó la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que condenó al Estado chileno por discriminar a la magistrada por su condición sexual luego de que la Corte Suprema le quitara la tuición de sus tres hijas el año 2004.

"Estamos en presencia de una situación histórica. Es la primera vez que el sistema interamericano de protección de derechos humanos determina que la orientación sexual de una persona y la identidad de género son categorías que están prohibidas para hacer discriminaciones de parte de los estados (...) y por lo tanto, como se ha dicho, hay un antes y un después con el fallo del caso Atala", señaló Jorge Contesse, abogado de la magistrada.

El profesional agregó que "lo que el Estado chileno hizo el 2004 no tiene reparación, fracturó la vida familiar, y así lo reconoce la CIDH, y sobre eso no hay forma que compense realmente el daño provocado por una decisión de la Corte Suprema".

Contesse valoró que, una de las sentencias de la CIDH, contemple que el Estado otorgue un tratamiento psicológico tanto a Karen Atala como a sus hijas, ya que, las costas y las indemnizaciones pecuniarias son elementos absolutamente secundarios" en comparación con esta sanción.

Por su parte, la abogada Helena Olea destacó que el tribunal internacional fuera "enfático en reconocer que Karen Atala formaba una familia", la cual era compuesta por ella,sus hijas, y su pareja del mismo sexo.

Respecto a la posibilidad de apelar ante la Justicia para que Atala recupere la tuición de sus hijas luego de este fallo, Contesse explicó que "siempre se puede apelar", pero fue enfático al señalar que su clienta nunca tuvo esa intención al momento de demandar al Estado chileno.

Asimismo, José Ignacio Escobar, de la organización Libertades Públicas sostuvo que nunca pidieron revisión del tema y que el objetivo final era reparar un hecho de discriminación por la condición sexual de una persona.

En tanto, respecto a la carta enviada a El Mercurio por el ex marido de Atala, Jaime López, criticando que a los demandantes y a la CIDH "nunca les importó" la opinión de sus hijas en el caso, Escobar explicó que "las menores estuvieron siempre al tanto de este juicio" Además, "dos de ellas declararon de forma reservada para proteger el contenido de su declaración y su identidad", agregó.

Luego del fallo, Atala no se ha pronunciado públicamente, pero sí habló Kena Lorenzini, quien asumió como su vocera y sostuvo que "ella (Atala) está muy emocionada con el fallo y siente que se sacó el estigma de ser mala madre".

(Publicado por El Mercurio – Chile, 22 marzo 2012)
________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international