miércoles, 8 de dezembro de 2010


Bloqueo – Mercosur

Paraguay: La Cancillería comunica el ultimátum al Mercosur

La decisión de Paraguay de no asistir a la Cumbre del Mercosur si Argentina no desactiva esta semana el boicot al comercio exterior de Paraguay fue comunicada a los socios del bloque, sin descartar medidas más drásticas. “Mercosur no tiene sentido en estas condiciones”, dice el canciller, Héctor Lacognata

El ministro de Relaciones Exteriores transmitió el jueves la determinación oficial a los embajadores de Argentina, Rafael Romá; del Brasil, Eduardo Dos Santos; y del Uruguay, Juan Enrique Fischer, para que, a su vez, la eleven a sus respectivos gobiernos.

Héctor Lacognata declaró luego en conferencia de prensa que si para el viernes próximo no hay una definición favorable a los intereses paraguayos, el presidente Lugo no asistirá a la Cumbre del Mercosur el 17 de este mes, en Foz de Yguazú. Consiguientemente, dejará también de lado la presidencia pro témpore del bloque que tenía previsto recibir del Brasil en dicha ocasión.

“Nos parece que no están dadas las condiciones para seguir firmando acuerdos y documentos en el Mercosur hasta tanto no se cumpla el Art. 1 del Tratado que le dio origen, es decir, el libre tránsito de mercaderías, bienes y productos”, dijo Lacognata.

Ratificó que de persistir el bloqueo a las importaciones y exportaciones, Paraguay dejará de refrendar los acuerdos. Sostuvo que esta medida está acorde con la gravedad del caso, “en defensa de los intereses nacionales”.

Al indicársele que el embajador argentino argumentó que no se trata de un conflicto bilateral, entre estados, el ministro respondió que, por el contrario, afecta no solo el relacionamiento bilateral, sino perjudica directamente al proceso de integración”, razón por la cual nuestro reclamo va dirigido hacia el bloque”.

Libre circulación

Preguntado acerca de lo afirmado por Rafael Romá de que es un conflicto gremial, el canciller enfatizó que, sin embargo, “el Gobierno argentino tiene la obligación por el Derecho Internacional, de garantizar la libre circulación. No puede dejar al arbitrio, en manos de un sindicato, el comercio exterior, o sea, impedir la libre circulación por la hidrovía”.

Pidió a la Argentina “extremar recursos para que la situación sea normalizada en el menor plazo. Si no podemos garantizar el libre tránsito de nuestros productos de qué Mercosur estamos hablando”, se interrogó.

Acerca de la convocatoria de los sindicalistas argentinos a sus colegas de Brasil y Uruguay para plegarse al bloqueo que tiene su epicentro en los puertos de Buenos Aires, Lacognata comentó que así también los gobiernos involucrados deben ejercer su mediación “sin afectar que Paraguay se reserve el derecho de resolver en su momento la toma de medidas en el ámbito bilateral y otras instancias que hacen al relacionamiento. Nuestro objetivo es que este tema sea asumido como un problema en Mercosur”, expresó.

Sindicato suspende medidas por cinco días hábiles

Luego de la presión, Argentina ofrece tregua

Llamativamente, luego de una fuerte protesta del Gobierno paraguayo, con amenaza de no concurrir a la Cumbre del Mercosur, a llevarse a cabo los días 16 y 17 de los corrientes, en Yguazú, Brasil, el Sindicato Marítimo Argentino dio “tregua” de cinco días para resolver el impasse, a iniciativas de la presidenta Cristina Kirchner y el líder sindical Hugo Moyano.

Conforme señalaron autoridades del vecino país, dicha medida tiene por fin facilitar el acercamiento con las Cámaras Empresariales Paraguayas, “a los fines de resolver la situación imperante”.

Un documento del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina, dado a conocer anoche, menciona que la Presidenta dio “órdenes precisas juntamente con el secretario general de la CGT, Hugo Moyano”, para que el conflicto sea resuelto.

De este modo, "el día lunes 13 de diciembre, a las 12:30”, los sectores en pugna serán recibidos en el ministerio, a fin de acercar a las partes en conflicto.

Antecedentes

Según portavoces del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) de Argentina, a raíz de la medida de fuerza unos 7.000 contenedores provenientes o con destino a Paraguay permanecen retenidos desde hace semanas en los puertos argentinos.

La protesta afecta a 38 navieras que operan con bandera paraguaya y emplean a unos 3.000 trabajadores en el puerto de Buenos Aires y terminales portuarias en el río Paraná, por el que Paraguay transporta mercancías.

Medios de prensa de nuestro país informaron sobre el malestar del gobierno del presidente paraguayo, Fernando Lugo, por la situación.

Los obreros marítimos argentinos resolvieron paralizar los cargamentos que tengan conexión con Paraguay en solidaridad con los trabajadores de la nación vecina, “que pretenden alcanzar un contrato colectivo de trabajo similar al del SOMU de Argentina”.

Desmantelamiento

Sin embargo, "el objetivo final del paro no es la reivindicación de los trabajadores paraguayos, sino el desmantelamiento de la flota fluvial local para que las navieras que cambiaron de pabellón vuelvan a operar bajo normas legales y laborales de Argentina", dijeron portavoces del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos de Paraguay.

(Publicado por El Diario ABC – Paraguay, 8 diciembre 2010)
_________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international