Covid-19 Decreto

Gobierno ordena la “hibernación” de la economía para evitar el colapso del sistema sanitario: España

El Ejecutivo confía en poder “resucitar” después la producción y niega que los datos sean peores de lo previsto

lunes, 30 de março de 2020

El Gobierno ordena parar casi por completo el sistema productivo español, que seguirá solo en los sectores esenciales y en los que puedan mantener el teletrabajo, porque quiere ganar tiempo para evitar el colapso del sistema sanitario que puede llegar si siguen aumentando los contagios al ritmo actual. La ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, ha explicado gráficamente que lo que pretende el Ejecutivo es "contribuir a que nuestro sistema productivo entre en una especie de hibernación durante estos días". Lo difícil vendrá después, porque nadie está en condiciones de calcular qué efecto tendrá este nuevo parón sobre las empresas. "Tomaremos medidas para que cuando todo esto pase podamos resucitar y reconstruir nuestro modelo productivo. El sector empresarial sabe la gran capacidad de liquidez que hemos puesto en marcha para ellos, con un riesgo del 80% avalado por el Estado", explicó Montero.

El decreto que establece los sectores esenciales que quedan eximidos de la paralización fue publicado en el BOE pocos minutos antes de la medianoche de este domingo. Mientras los técnicos se afanaban en darle los últimos toques, el retraso provocó que el líder del PP, Pablo Casado, se lanzase a criticarlo en Twitter. "Es inadmisible que millones de trabajadores no sepan si el lunes tienen que trabajar y en qué condiciones. Los españoles no merecen más mentiras, incompetencia y luchas internas", escribió Casado, media hora antes de la publicación de la orden. El decreto permite que los trabajadores de algunas empresas acudan hoy a sus centros para detener el proceso de producción sin provocar daños a la maquinaria.

La ministra portavoz rechazó la explicación más plausible para esta decisión que el Gobierno negó hasta el último momento, esto es, el hecho de que los datos de contagio sean peores de lo previsto. En una primera pregunta esquivó el asunto, y se limitó a señalar que los técnicos habían recomendado esta medida ?que pedían desde hace días algunas comunidades autónomas y aliados del Gobierno y este rechazaba por sus enormes riesgos económicos? para llevar la circulación de vehículos y personas a la de un fin de semana. Pero ante la insistencia de los periodistas, Montero negó que haya un empeoramiento de los datos fuera de lo previsto. "No ha habido ninguna situación de alarma añadida que hayan planteado los expertos. Los modelos aconsejaban, después de ver las medidas de confinamiento, aprovechar este periodo de Semana Santa para tomar esta medida. No se podía producir antes porque el confinamiento ha llegado estos días y se han podido observar las diferencias de un día laborable y fin de semana. Llega la Semana Santa y el pico de contagios hace que se consuman más recursos sanitarios, por eso los técnicos recomendaron esta medida innovadora del permiso retribuido", ha insistido.

El Gobierno cree que la semana que entra será especialmente complicada para el sistema sanitario, con la explosión de casos de los últimos días y el agravamiento de los que se contagiaron hace semanas, y por eso encierra a casi todo el mundo en casa para dar algo de respiro a los hospitales, a costa del sistema económico y del riesgo para muchas empresas que ya están diciendo que tal vez no puedan superar una situación así.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha explicado que todo el que ya estaba teletrabajando podrá y deberá seguir haciéndolo, porque el permiso no es para ellos, sino para los que tienen trabajos, en especial en la industria y la construcción, que no se pueden hacer desde casa y, por tanto, se estaban desplazando a sus centros de trabajo aumentando así a diario el riesgo de contagios. "Todos los que están trabajando en casa han de continuar haciéndolo. Las medidas afectan a los trabajadores que no lo estaban haciendo, o en un ERTE, o de baja. Las empresas se pueden seguir acogiendo a ERTE. Pero las personas que están teletrabajando deben seguir desarrollando sus actividades por teletrabajo. Esto no son vacaciones obligatorias. Cuando todo esto termine las empresas y los trabajadores establecerán una negociación para recuperar estos días no trabajados de manera flexible antes del 31 de diciembre de 2020. Son ocho días laborables porque aprovechamos la Semana Santa. Estamos posibilitando salidas a varias empresas. Hay empresas que están siendo ejemplares y ya están acudiendo a la redistribución de las horas", ha insistido Díaz.

Lista de actividades que pueden seguir funcionando

El Gobierno ordenó el domingo la paralización de toda actividad económica no esencial, para frenar el avance del coronavirus, con un decreto ley que establece un permiso retribuido recuperable obligatorio para los trabajadores afectados de esos sectores considerados no esenciales. Es decir, deben dejar de trabajar y seguirán cobrando durante 15 días, aunque deberán recuperar las horas no trabajadas. El decreto publicado en el BOE en la madrugada del domingo al lunes incluye una larga lista de excepciones a esta obligación de cierre. Son estas:


1. Las que realicen las actividades que deban continuar desarrollándose al amparo de los artículos 10.1, 10.4 (que decretaban el cierre de todos los comercios, salvo supermercados, tiendas de alimentación y de productos de primera necesidad, farmacias, clínicas, veterinarios o gasolineras), 14.4 (transporte de mercancías), 16, 17 y 18 (que garantizaban el tránsito aduanero, el suministro eléctrico y productos derivados del petróleo y el funcionamiento de infraestructuras críticas), del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma.

2. Las que trabajan en las actividades que participan en la cadena de abastecimiento del mercado y en el funcionamiento de los servicios de los centros de producción de bienes y servicios de primera necesidad, incluyendo alimentos, bebidas, alimentación animal, productos higiénicos, medicamentos, productos sanitarios o cualquier producto necesario para la protección de la salud, permitiendo la distribución de los mismos desde el origen hasta el destino final.

3. Las que prestan servicios en las actividades de hostelería y restauración de entrega a domicilio.

4. Las que prestan servicios en la cadena de producción y distribución de bienes, servicios, tecnología sanitaria, material médico, equipos de protección, equipamiento sanitario y hospitalario y cualesquiera otros materiales necesarios para la prestación de servicios sanitarios.

5. Aquellas imprescindibles para el mantenimiento de las actividades productivas de la industria manufacturera que ofrecen los suministros, equipos y materiales necesarios para el correcto desarrollo de las actividades esenciales recogidas en este anexo.

6. Las que realizan los servicios de transporte, tanto de personas como de mercancías, que se continúen desarrollando desde la declaración del estado de alarma, así como de aquellas que deban asegurar el mantenimiento de los medios empleados para ello, al amparo de la normativa aprobada por la autoridad competente y las autoridades competentes delegadas desde la declaración del estado de alarma.

7. Las que prestan servicios en Instituciones Penitenciarias, de protección civil, salvamento marítimo, salvamento y prevención y extinción de incendios, seguridad de las minas, y de tráfico y seguridad vial. Asimismo, las que trabajan en las empresas de seguridad privada que prestan servicios de transporte de seguridad, de respuesta ante alarmas, de ronda o vigilancia discontinua, y aquellos que resulte preciso utilizar para el desempeño de servicios de seguridad en garantía de los servicios esenciales y el abastecimiento a la población.

8. Las indispensables que apoyan el mantenimiento del material y equipos de las fuerzas armadas.

9. Las de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, así como a las personas que (i) atiendan mayores, menores, personas dependientes o personas con discapacidad, y las personas que trabajen en empresas, centros de I+D+I y biotecnológicos vinculados al COVID-19, (ii) los animalarios a ellos asociados, (iii) el mantenimiento de los servicios mínimos de las instalaciones a ellos asociados y las empresas suministradoras de productos necesarios para dicha investigación, y (iv) las personas que trabajan en servicios funerarios y otras actividades conexas.

10. Las de los centros, servicios y establecimientos de atención sanitaria a animales.

11. Las que prestan servicios en puntos de venta de prensa y en medios de comunicación o agencias de noticias de titularidad pública y privada, así como en su impresión o distribución.

12. Las de empresas de servicios financieros, incluidos los bancarios, de seguros y de inversión, para la prestación de los servicios que sean indispensables, y las actividades propias de las infraestructuras de pagos y de los mercados financieros.

13. Las de empresas de telecomunicaciones y audiovisuales y de servicios informáticos esenciales, así como aquellas redes e instalaciones que los soportan y los sectores o subsectores necesarios para su correcto funcionamiento, especialmente aquellos que resulten imprescindibles para la adecuada prestación de los servicios públicos, así como el funcionamiento del trabajo no presencial de los empleados públicos.

14. Las que prestan servicios relacionados con la protección y atención de víctimas de violencia de género.

15. Las que trabajan como abogados, procuradores, graduados sociales, traductores, intérpretes y psicólogos y que asistan a las actuaciones procesales no suspendidas por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y, de esta manera, cumplan con los servicios esenciales fijados consensuadamente por el Ministerio de Justicia, Consejo General del Poder Judicial, la Fiscalía General del Estado y las Comunidades Autónomas con competencias en la materia y plasmados en la Resolución del Secretario de Estado de Justicia de fecha 14 de marzo de 2020, y las adaptaciones que en su caso puedan acordarse.

16. Las que prestan servicios en despachos y asesorías legales, gestorías administrativas y de graduados sociales, y servicios ajenos y propios de prevención de riesgos laborales, en cuestiones urgentes.

17. Las que prestan servicios en las notarías y registros para el cumplimiento de los servicios esenciales fijados por la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública.

18. Las que presten servicios de limpieza, mantenimiento, reparación de averías urgentes y vigilancia, así como que presten servicios en materia de recogida, gestión y tratamiento de residuos peligrosos, así como de residuos sólidos urbanos, peligrosos y no peligrosos, recogida y tratamiento de aguas residuales, actividades de descontaminación y otros servicios de gestión de residuos y transporte y retirada de subproductos o en cualquiera de las entidades pertenecientes al Sector Público, de conformidad con lo establecido en el artículo 3 de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público.

19. Las que trabajen en los Centros de Acogida a Refugiados y en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes y a las entidades públicas de gestión privada subvencionadas por la Secretaría de Estado de Migraciones y que operan en el marco de la Protección Internacional y de la Atención Humanitaria.

20. Las que trabajan en actividades de abastecimiento, depuración, conducción, potabilización y saneamiento de agua.

21. Las que sean indispensables para la provisión de servicios meteorológicos de predicción y observación y los procesos asociados de mantenimiento, vigilancia y control de procesos operativos.

22. Las del operador designado por el Estado para prestar el servicio postal universal, con el fin de prestar los servicios de recogida, admisión, transporte, clasificación, distribución y entrega a los exclusivos efectos de garantizar dicho servicio postal universal.

23. Las que prestan servicios en aquellos sectores o subsectores que participan en la importación y suministro de material sanitario, como las empresas de logística, transporte, almacenaje, tránsito aduanero (transitarios) y, en general, todas aquellas que participan en los corredores sanitarios.

24. Las que trabajan en la distribución y entrega de productos adquiridos en el comercio por internet, telefónico o correspondencia.

25. Cualesquiera otras que presten servicios que hayan sido considerados esenciales.

(Publicado por El País - España, 30 marzo 2020)
____________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international