Odebrecht

Justicia peruana ordena prisión a 14 abogados que habrían favorecido a Odebrecht

El juez Jorge Chávez dispuso 18 meses de prisión preventiva para los abogados que participaron en 42 procesos de arbitrajes por controversias en la ejecución de proyectos y que permitieron a Odebrecht ganar al menos US$ 250 mlls en perjuicio del Estado.

martes, 5 de novembro de 2019

El Poder Judicial dictó 18 meses de prisión preventiva contra Humberto Abanto y otros trece abogados que están siendo investigados por su participación en laudos arbitrales en los cuales fallaron a favor de la empresa Odebrecht, presuntamente a cambio de un pago de coimas disfrazado en el pago de bonos de éxito.

“Considerando que existe peligro de fuga y, en otros, el peligro de fuga y de obstaculización, y considerando que no encuentro otras medidas que puedan resultar suficientes para perseguir este fin (de perseguir el delito), la prisión preventiva corresponde ser aplicada”, señaló el juez Jorge Luis Chávez Tamariz, del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional,

El magistrado detalló en la lectura de su resolución que se iba a pronunciar por la presunta comisión del delito de cohecho pasivo específico en contra de todos los árbitros. En ese sentido, precisó que rechazaba de plano que hubiera sospecha grave de la comisión de los delitos de asociación ilícita para delinquir, colusión agravada y lavado de activos.

Sobre el presunto delito de asociación ilícita, el magistrado consideró que el Ministerio Público no había incluido pruebas suficientes que permitan establecer si es que los árbitros presuntamente beneficiados con el pago de coimas tenían su estructura propia y buscaban expandirse como tales, o si eran una parte de Odebrecht, considerada en sí como una organización criminal.

Chávez Tamariz descartó la colusión agravada por la ausencia de una pericia contable que permita establecer si es que hubo un resultado lesivo identificable, mientras que en el caso de lavado de activos, señaló que no se había podido convencer de que las adquisiciones y depósitos que hicieron los árbitros luego de recibir las supuestas coimas se hicieron con fondos ilícitos.

Luego de detallar los motivos por los cuales descartó estos tres delitos, el juez procedió a leer, caso por caso, los elementos por los cuales consideró que sí había sospecha grave de que todos los árbitros imputados por el equipo especial Lava Jato recibieron coimas de parte de Odebrecht para emitir laudos con voto unánime a favor de la constructora brasileña.

En el caso de Humberto Abanto, señaló que está acreditado que el abogado “solicitó y recibió sobornos” a través de Alejandro Álvarez Pedroza, otro árbitro con el que emitió un laudo ad hoc a favor de Odebrecht en el 2013.

“La cuestión es el soborno y para eso se tienen dos declaraciones de colaboradores eficaces que se corroboran con documentos y, sin perjuicio de eso, se cuenta con elementos adicionales”, consideró Chávez Tamariz, al recordar los testimonios que leyó la fiscalía en las audiencias de la semana pasada.

La misma sospecha grave de la comisión del delito de cohecho pasivo que sustentó contra Humberto Abanto Verástegui fue señalada en el caso de otros catorce abogados. La única excepción fue Emilio Cassina Ramón, contra quien consideró que no había elementos suficientes.

Jorge Luis Chávez Tamariz también consideró que había peligro de fuga de parte de Humberto Abanto y los catorce árbitros investigados (sin contar a Emilio Cassina Ramón) y que todos los abogados investigados tenían la posibilidad de salir del país. A esto se sumó el conocimiento de que habían cometido actos ilícitos por su oficio, algo que el magistrado calificó como una “instrumentalización de la profesión” de abogado, lo que afectaba el arraigo laboral de los procesados.

Asimismo, señaló que los presuntos delitos imputados consideran penas de prisión de más de 4 años y que había posibles vínculos con organizaciones ilícitas.

En el caso de Emilio Cassina Rivas, padre de Emilio Cassina Ramón, el juez de investigación preparatoria señaló que dictó detención domiciliaria, con un plazo de cinco días para que presente el inmueble donde cumplirá esta medida. Mientras tanto, para el hijo, dictó comparecencia con restricciones.

Argumentos del MP

El fiscal adjunto Hamilton Montoro, del Equipo Especial Lava Jato, afirmó que Humberto Abanto se negó a revelar sus recibos por honorarios en los arbitrajes ad hoc entre Odebrecht y el Estado, en que los participó.

Así lo señala el documento fiscal para el pedido de prisión preventiva por 36 meses contra el también abogado de Jaime Yoshiyama y otros 15 árbitros.

“El investigado Abanto Verástegui se negó a remitir sus recibos por honorarios solicitados en su momento por este despacho fiscal, toda vez que interpuso recursos ante instancias judiciales. Sin embargo, se presume con su actitud que quería ocultar los honorarios excesivos que había percibido en este proceso arbitral, pues el que nada debe, nada teme”, apuntó Montoro.

¿Qué le solicitaron a Abanto? Según la resolución a la que accedió Gestión, el fiscal sospecha que Odebrecht sobornó a los árbitros investigados con depósitos en la Banca Privada de Andorra.

Precisamente, a la cuenta Maxcrane Finance S.A. y mediante facturas ficticias de la empresa Jure Et de Jure de Horacio Cánepa. Sin embargo, Montoro también tiene la tesis de que Odebrecht sobornó a los árbitros de manera indirecta y a través de honorarios elevados en los procesos arbitrales ad hoc.

Para fundamentar su teoría, el fiscal cita documentos alcanzados por Lourdes Carreño, representante de Odebrecht, que dan cuenta de los pagos de honorarios que hizo a la empresa brasileña a árbitros por procesos en IIRSA Norte y Carretera San José de Sisa.

Entre ellos, Horacio Cánepa (S/ 144 mil), Mario Castillo (S/583 mil), Alfredo Zapata (S/583 mil), Fernando Cantuarias (S/144 mil) y Humberto Abanto (S/ 87 mil). La mayoría de investigados presentó sus recibos para que la Fiscalía contraste información, pero no Abanto. “No se tiene el monto exacto percibido por este (Humberto Abanto).

Sin embargo, sus demás los demás árbitros sí remitieron documentos, por lo que se presume que todos cobraron igual”, señala el fiscal Montoro.

Cabe recordar que Humberto Abanto negó haber recibido coimas de Odebrecht. “He dicho y me ratifico que encuentro una expresión de animadversión del Ministerio Público en este caso, porque se ha separado de la verdad y ha levantado falsedades para fundamentar un pedido de prisión preventiva”, declaró en RPP.
(Publicado por Gestión - Perú, 5 noviembre 2019)

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international