jueves, 8 de novembro de 2018

Salarios

“No nos vamos a meter” con remuneraciones de los actuales ministros: Pablo Gómez - México

La Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos —publicada en el Diario Oficial de la Federación este lunes— ha generado diferentes voces disonantes.

Entrevistado por El Economista, el diputado de Morena, Pablo Gómez, quien creó el proyecto de Ley de Remuneraciones, aseguró que la ley está en plena concordancia con lo que dice la Constitución mexicana, además de señalar de manera explícita que con las remuneraciones de ministros en funciones no "se meterán", debido a lo estipulado en la reforma constitucional del 2009 sobre el tema.

En dicha reforma, en su artículo tercero transitorio, se indica que ministros de la Corte, magistrados electorales, magistrados de Circuito, jueces de Distrito, consejeros de la Judicatura, integrantes del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, magistrados y jueces de los poderes judiciales estatales, "que actualmente estén en funciones", mantendrán sus salarios, aunque éstos estén por arriba de lo que gana el presidente de la República.

En tanto, sobre el artículo sexto y las especificaciones que dictan que un funcionario podrá ganar más que su superior jerárquico debido a causas como un contrato colectivo, que tenga dos trabajos o por las "condiciones generales de trabajo", el legislador enfatizó que dichos preceptos no son contradictorios.

—¿La ley se puede prestar a interpretaciones sobre los salarios de los funcionarios y con ello no acatarse, sobre todo en lo que dice en el artículo sexto?

—(La ley) es una calca de lo que está en la Constitución, lo volvimos a poner igualito en la ley, no le metimos mano a eso. Eso tiene vigente nueve años y se refiere exclusivamente a esto: ningún servidor público puede ganar más, tener una remuneración mayor que su superior jerárquico.

Lo de que nadie puede ganar más que su superior jerárquico tiene dos excepciones en la Constitución: el que tiene doble trabajo, dos chambas, y aquel que gana más que el jefe o que desempeñe un trabajo técnico de la más alta especialidad.

Normalmente son extranjeros del sector paraestatal, pero nunca será más de la mitad de lo que gana el presidente. La ley no habla de dinero.

El principio es ése, es el candado de seguridad para que no se evada la Constitución mediante argucias. entonces, se aceptó que hubiera casos en los que ganaran no más que el presidente, sino que el superior jerárquico.

—¿Qué pasa con el Poder Judicial que ha mostrado inconformidad por la ley e incluso la misma Constitución señala que no se podrá tocar sus salarios?

—De eso no te puedo hablar todavía hasta que venga el Presupuesto, ahí hablaremos.

—¿Ahí qué pasa en términos más técnicos, no hay contradicción, algunos especialistas señalan que hay derechos adquiridos por los servidores?

—No aquí no hay derechos adquiridos, esto es otra cosa. Esto no es una ley laboral, es una ley de administración.

El problema de las remuneraciones de los ministros es que hay un precepto constitucional que dice que durante el tiempo de su gestión no podrá ser disminuido, está bien.

—¿Se va a respetar entonces eso totalmente?

—No nos vamos a meter en eso, es que antes no nos metimos. Hay un transitorio de la reforma constitucional (del 2009) (...) yo hice la reforma constitucional, yo la inicié y también la ley. entonces, cuando negociábamos en el Senado la ley (en el 2011), negociamos con los ministros.

—¿Qué pasa, por ejemplo, con las Fuerzas Armadas y sus salarios, con los generales de alto mando?

—Nadie puede ganar más que el presidente, nadie. No hay excepciones en la Constitución.

—¿No se corre el riesgo de que los funcionarios reduzcan sus salarios, pero se otorguen apoyos extras que dejen igual las cosas?

—No se puede. La remuneración extra forma parte de la remuneración, eso dice la Constitución.

Éstos que no han respetado durante nueve años la Carta Magna ya ahorita están en delito porque ya está en vigor la reforma al Código Penal.

—¿Qué pasará con el Poder Legislativo y sus salarios? algunos especialistas señalan que no podría haber una reducción de salarios debido a que entraron en funciones antes de la reforma.

—No saben de qué están hablando. Se podría porque los presupuestos son anuales y éstos son sueldos presupuestales, no son sueldos contractuales.

Ahora, no le puedes bajar a ningún servidor público durante el tiempo de su encargo, durante su gestión, el sueldo, pero lo puedes correr y contratar a otro por menos, o sea, están hablando por joder.

—¿Podría haber una salida masiva de funcionarios federales a partir del siguiente año?

—Yo no veo algo así, creo que van a salir afortunadamente muchos, que son del partido que perdió, como es lógico. Cambia la administración, pues cambian muchos funcionarios.

(Publicado por El Economista - México, 6 noviembre 2018)
_______________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international