Odebrecht

Odebrecht deberá "devolver lo que le corresponde" a Panamá

canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo, sugirió que para ello deberá existir algún acuerdo.

miércoles, 4 de janeiro de 2017

La vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo, sostuvo que la constructora brasileña Odebrecht, señalada de pagar 59 millones de dólares en sobornos para conseguir contratos en Panamá, tendrá que "devolver lo que le corresponde al pueblo panameño".

"Esa empresa tendrá que rendir cuentas, devolverle lo que le corresponde al pueblo panameño", respondió De Saint Malo a preguntas de los periodistas a las puertas de la Asamblea Nacional (AN).

Para ello, añadió, "tendría que haber algún tipo de acuerdo", algo que deberá dilucidar la Justicia panameña.

"En otros países se ha establecido una forma de pago hasta 10 - 20 años, con un calendario, depende de cada país", agregó la alta funcionaria panameña.

El Ministerio Público panameño anunció que pedirá mediante asistencia judicial información a Estados Unidos, cuyo Departamento de Justicia reveló en diciembre que la constructora pagó los 59 millones de dólares en sobornos en Panamá entre el 2009 y el 2014.

La constructora supuestamente aplicó la práctica de los sobornos en más de 100 proyectos en 12 países de América Latina y África donde pagó aproximadamente 788 millones de dólares, de acuerdo a los documentos estadounidenses.

El miembro del Consejo de Administración de Odebrecht y encargado de la nueva política anticorrupción de la empresa, Sérgio Foguel, calificó el 22 de diciembre pasado de "desvíos de conducta lamentables" el pago de sobornos por parte de la constructora a funcionarios de doce países de Latinoamérica y África.

Odebrecht Panamá expresó por su lado su "entera disposición" para cooperar con las autoridades del país, cuyo Ejecutivo, presidido por Juan Carlos Varela, ya anunció que la posibilidad de que la constructora participe en futuras licitaciones está supeditada a que colabore con las investigaciones locales y resarza al Estado.

La empresa brasileña, que tiene 8,000 trabajadores en Panamá, está actualmente involucrada en proyectos como la construcción de la Línea 2 del Metro de la capital panameña, por más de 1,857 millones de dólares; la renovación de la ciudad de Colón, por 537 millones de dólares, y la ampliación del aeropuerto de Tocumen, por cerca de 800 millones de dólares.

"Confiamos en que el Ministerio Público y el Sistema de Administración de Justicia deslindarán responsabilidades y aplicarán las sanciones correspondientes a los responsables de los actos de corrupción que se están investigando y los que han sido de conocimiento público en los últimos días", dijo hoy Varela en un discurso de rendición de cuentas ante el Parlamento.

Sugerencia legislativa

El diputado presidente de la Asamblea Nacional, Rubén De León, consideró que lo "más prudente" sería que lça empresa brasilña deje de construir en Panamá y ceda los contratos a otras compañías.
"Creo que en el caso de Odebrecht, por saqlud de este pa[is, la propia compañia debiese entregar o rescindir los contratos que tiene con el Estado", afirmó el diputado De León.
Envuelta en un gran escándlo de corrupción, la empresa brasileña admitió, en diciembre pasado ante las autoridades de Estados Unidos que pagó US$ 59 mlls en coimas a altos funcionarios panameños entre los años 2010 e 2014.
De León sostuvo que si bien es cierto que no se puede detener la construcción de obras en el país, debe haber "un tema de moralidade en el fondo".
Esto, tomando en cuenta que hay juzgados que han manifestado que si hubo pago de coimas, donde de hecho se han enumerado a los panameños que habrían recibido este tipo de sobornos y que el principal gestor de la emrpesa - Marcelo Odebrecht está detenido en Brasil.
El legislador hizóo un llamado a las autoridades judiciales a que agilicen las investigaciones, ya que este escándalo no puede quedar en "algo más que vimos en los periódicos"
"Tiene que haber algún tipo de sanción con relación a este tema del Gobierno que sea", apunto.
En 10 años y durante tres adminsitraciones gubernamentales distintas, la constructora brasileña obtuvo contratos individuales o en consorcio con otras compañias por valor de unos US$ 9.226 mlls. en proyectos de obras públicas. En la cual actual administración, la cuestionada compañía gestiona las principales obras - como la segunda línea del Metro y ça renovación urbana de Colón - proyectos que le representa US$ 2.062 mlls.
El presidente de la Asamblea dijo que el tema de odebrech debe ser "atacado" en la Ley 22 de 2006, que regula las contrataciones públicas. Un proyecto de reformas a la ley fue vetado por el Ejecutivo. Pidó que el asunto sea tratado de forma rápida por la comisión legislativa de Economía.

(Publicado por La Prensa - Panamá, 4 Enero 2017)

_______________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international