Empresa

Constructora OAS continuará con proyectos en Perú pese a problemas en Brasil

La empresa brasileña aseguró la continuidad de todos sus proyectos en el país ya que su sucursal en el Perú no está relacionada con el proceso de recuperación judicial que se realiza en Brasil.

lunes, 13 de abril de 2015

Tras el pedido del Grupo OAS de acogerse al proceso de Recuperación Judicial en Brasil, la constructora aseguró que todos los proyectos que lleva a cabo en Perú no se verán afectados y continuarán con normalidad.

"La Construtora OAS Sucursal del Perú no está relacionada con este pedido llevado a cabo en Brasil y sus proyectos en el territorio peruano no se han visto afectados por este proceso", señaló la empresa.

De acuerdo con OAS,la empresa viene cumpliendo rigurosamente con todas sus obligaciones financieras, tributarias y laborales en el Perú.

Es así que garantizó que sus proyectos como Centro de Convenciones de Lima, Intercambio Vial 28 de Julio, Línea Amarilla (cuyo concesionario LAMSAC no es de nuestra propiedad), Carretera Quilca-Matarani y Carretera Lima-Canta seguirán desarrollándose con total normalidad, cumpliendo las normas vigentes.

De igual modo, por medio del concesionario Epasa (Empresa Peruana de Aguas S.A), seguirá como operadora del Proyecto Derivación Huascacocha-Rímac para abastecer de agua potable a la ciudad de Lima.

La Construtora OAS Sucursal del Perú, actualmente emplea a más de 5,000 personas y proyecta conseguir este año ingresos superiores a los S/. 1,000 mlls.

Negociaciones

Sin embargo, la compañía OAS de Brasil había anunciado que pondrá a la venta la participación que tiene en la empresa Invepar, equivalente al 24.44% del negocio, que tiene a su cargo el manejo de la subsidiaria Línea Amarilla (Lamsac) que actualmente ejecuta las obras del proyecto Vía Parque Rímac en Lima.

Esta decisión forma parte del paquete de anuncios que hizo la empresa el pasado martes 31 de marzo, fecha en la que el Grupo OAS presentó un pedido de Recuperación Judicial de nueve de sus empresas a la Justicia del Estado de Sao Paulo.

Mediante un comunicado, indicó que esta iniciativa fue el "mejor camino" encontrado por el grupo para renegociar sus deudas con acreedores y proveedores frente a la intensa restricción de crédito que vivió OAS desde fines del año pasado.

"Desde el inicio de las investigaciones en Petrobras, las instituciones financieras han restringido sistemáticamente el acceso de las empresas a los recursos necesarios para el mantenimiento de las obras. Con casi 40 años de vida, OAS se ve forzada a tomar medidas que le permitan continuar operando en un proceso saludable de renegociación de las deudas, preservando miles de empleos directos e indirectos", afirma Fabio Yonamine, presidente de OAS Investimentos.

Por su parte, Diego Barreto, director de Desarrollo Corporativo de Construtora OAS, mencionó que la venta de activos que tiene como objetivo dar seguridad a los inversores de que no correrán riesgo de tener su negocio impugnado en la Justicia de Brasil por parte de los acreedores de OAS.

"La desinversión en activos está motivada también por la decisión de priorizar el core business del Grupo, que es nuestro brazo de construcción pesada, la Construtora OAS", afirmó.

Invepar es una empresa líder en el sector de infraestructura vial y transporte de Brasil, que está formada por los más grandes fondos de pensión brasileños que busca invertir en concesiones de transportes en América Latina.

Tiene a su cargo tres autopistas y cinco carreteras y es el mayor operador de Metros en Brasil. Asimismo opera el mayor aeropuerto de América Latina con más de 30 millones de pasajeros.

Según Invepar, Vía Parque Rímac es el proyecto más grande de la Municipalidad Metropolitana de Lima, con el cual se busca implementar mejoras en la movilidad urbana, así como inversiones importantes en el área social.

Para Invepar, había mucha sinergia entre este proyecto y la experiencia del grupo con la operación de la Línea Amarilla en Rio de Janeiro.

En total son 25 kilómetros de vía expresa que conecta las principales radiales que llegan a Lima, siguiendo hacia el puerto del Callao y hacia el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez. El período de concesión es de 30 años para construcción, mantenimiento y operación de la concesión.

Entre las obras estaban previstas la construcción de 9 kilómetros de nuevas vías, 11 obras de arte especiales, totalizando 3 kilómetros en puentes y viaductos, 4 kilómetros de ampliación de pista y la construcción de un túnel de 2 kilómetros bajo el río Rímac, preservando el patrimonio arqueológico de Perú.

La vía también prevé equipos y sistemas de control operativo, sistema de comunicación y de seguridad, lo cual iba a generar la implementación de nueve puntos de peajes. Las inversiones suman aproximadamente más de US$ 550 mlls.

(Publicado por Gestión - Perú, 10 abril 2015)
________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international