martes, 17 de janeiro de 2012


Denuncia

Argentina: El Gobierno denuncia a las petroleras por abuso de posición dominante

El ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, anunció que se elevó a la CNDC - Comisión Nacional de Defensa de la Competencia una denuncia sobre presunto abuso de posición dominante en el mercado de combustibles por parte de cinco empresas.

En conferencia de prensa, junto con el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, y al secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, De Vido pidió "que se investigue en profundidad esta distorsión del mercado que afecta al servicio público de cargas y pasajeros", con diferencias en los precios que "llegan hasta 30% del precio de gasoil a granel".

La denuncia está titulada como “Abuso de posición dominante en el mercado de combustibles" y alcanza a Repsol YPF, Shell, Esso, Petrobras y Oil. La misma fue radicada ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que depende del ministerio de Economía.

Según el mimistro de Planificación, la denuncia es de la ocho cámaras de transporte de pasajeros y de carga y es sobre la distribución de gas oil a granel.

"Queremos que se investigue en profundidad", indicó De Vido y la calificó de una "distorsión del mercado" por parte de "las empresas refinadoras involucradas en la denuncia".

Según el ministro, "estos sobreprecios distorsionan los precios" y pidió que se determine si existe "cartelización, abuso de posición dominante y queremos que se establezca quién es el responsable".

La intención explicitada por los funcionarios es el de "corregir la normal distribución de gas oil a granel".

Shell

En su denuncia sobre las petroleras, el ministro De Vido se ocupó de separar a amigos de enemigos . "Necesitamos resolver este tema rápidamente. En el caso de Repsol, en aras del orgullo que sentimos los argentinos por esa marca precursora y pionera del desarrollo del país, sabemos que nos vamos a encontrar con un rápido diálogo", afirmó. "En el caso de Shell apelamos a autoridades regionales o mundiales porque (Juan José) Aranguren ha sido un sistemático opositor a todas las políticas del Gobierno", dijo.

Shell le respondió al Gobierno: "Shell cumple y cumplirá con todas sus obligaciones legales y se encuentra a disposición de las autoridades que correspondan, dentro del marco del estado de derecho que la obliga y asiste", se defendió. Explicó que, en enero de 2012, el precio del gasoil a granel es de $ 4,85, un 0,8% inferior al de estaciones de servicio ($ 4,89).

La crítica a Aranguren, presidente de Shell en la Argentina, era de esperar dado que la administración Kirchner tiene una mala relación con la petrolera anglo-holandesa. Hace un año, Moreno sancionó a Shell por un aumento de precios, que poco después autorizó a YPF.

Tanto en YPF como en Oil (de Cristóbal López) suponen que el Gobierno estudia nuevas regulaciones a la venta de combustibles. Es probable que ambos las acaten y traten de acordar con el Poder Ejecutivo. Shell ya manifestó su oposición y nada indica que vaya a moverse.

Esso está en proceso de traspaso de propietarios: dejará de ser de la estadounidense Exxon para ser parte de Pan American Energy (PAE), la empresa manejada por la familia Bulgheroni. Mientras esperan que se apruebe esa transferencia, lo último que quieren los compradores es pelearse con el Gobierno.

Petrobras nunca quiso confrontar con el Poder Ejecutivo. La petrolera brasileña responde a las decisiones que le imponen los políticos en Brasilia.

YPF tiene el 65% del abastecimiento de combustible para transporte. La empresa es la número uno del país en ventas, con una facturación que roza los $ 60.000 millones. Sin embargo, el vínculo entre el Gobierno y la compañía, donde la familia Ezkenazi – dueña del Banco de Santa Cruz – tiene el 25% de las acciones, tampoco parece pasar por su mejor romance. Roberto Baratta – número dos de Julio De Vido – se opuso a un reparto de utilidades de la petrolera. Hace siete semanas, hubo unas palabras de Cristina Fernández de Kirchner en la UIA, que pueden ser interpretadas como un preludio de la investigación que el Gobierno inició ayer.

"Podemos hablar de alguna otra gran empresa, no importa cuál, que teniendo utilidades muy importantes, de las cuales una parte importante son los subsidios en materia de energía eléctrica, el gas no lo hemos tocado por tratarse de una empresa de insumos difundidos, es decir, que impacta y afecta al conjunto de la economía", caracterizó la Presidenta.

(Publicado por El Clarin - Argentina, 17 enero 2012)
_______________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international