jueves, 24 de março de 2011


"Pretensión inaceptable"

Evo Morales da giro al afirmar que acudirá a tribunales internacionales por salida al mar y Piñera lo califica de "pretensión inaceptable"

En entrevista publicada ayer por "El Mercurio", el Presidente boliviano había asegurado: "No soy experto en demandas internacionales. En eso no creo tanto". El Mandatario apareció anoche en La Moneda asegurando la plena vigencia de los tratados internacionales y la inexistencia de problemas limítrofes con Bolivia.

"Yo creo más en la sinceridad, la confianza y en los resultados que beneficien a los pueblos". Ésa fue la respuesta que el Mandatario boliviano, Evo Morales, dio el domingo a "El Mercurio" -en entrevista publicada ayer- ante la posibilidad de que su gobierno judicializara la aspiración marítima ante tribunales internacionales.

Sin embargo, sólo horas después de aparecida la publicación, desde la Plaza Abaroa, el Jefe de Estado dio un completo giro a su postura frente al tema, al anunciar durante las celebraciones del Día del Mar, que su país acudirá a tribunales internacionales para lograr una salida soberana al mar.

Si afirmaba el domingo "no soy experto constitucionalista ni en demandas internacionales, no creo mucho en eso", ayer aparecía ante la multitud diciendo: "nuestra lucha por la reivindicación marítima ahora debe incluir otro elemento fundamental. El de acudir a los organismos internacionales y tribunales demandando el derecho y justicia de una salida libre y soberana hacia el Pacífico".

Incluso hizo un llamado a la comunidad internacional a entender que llegó el momento de que "sea cerrada la inmensa herida" boliviana por el "enclaustramiento marítimo" a través de un "fallo justo y certero".

Al inicio de su discurso de 18 minutos, en los que revisó gran parte de la historia limítrofe entre ambos países, Morales enfatizó que "el injusto tratado de 1904 (entre Bolivia y Chile) no se cumple ni se ha sido cumplido por Chile". Poco antes había afirmado a este diario: "no quiero hacer interpretaciones (de los tratados) y prefiero cuidar las relaciones con Chile. Sería muy apresurado y prefiero cuidar estas relaciones".

En la plaza Abaroa, las reacciones fueron encontradas y miembros de la oposición afirmaron que no estaban informados de la posición de Morales y fueron críticos de sus dichos.

En ese mismo sentido, Morales anunció la creación de una Dirección General de Reivindicación Marítima, entidad que será la encargada de preparar una eventual acción judicial, para lo cual solicitó a la Asamblea Legislativa Plurinacional que apruebe a la brevedad "todos los tratados y convenciones internacionales que nos posibiliten esta misión".

Los dichos de Morales generaron reacciones contrapuestas en su país. Mientras la oposición afirmó que no fue consultada y que el Mandatario "está utilizando el tema del mar para desviar la atención de los problemas", en el oficialismo se decía que era "una oportunidad" de dar "una solución no bélica" a los conflictos.

Piñera: "Obstáculo serio para las relaciones"

Los dichos del Primer Mandatario boliviano fueron considerados totalmente inesperados en La Moneda, y altas autoridades se declararon "perplejas". Así que rápidamente durante la tarde se realizó una larga reunión en la que participaron el Presidente Piñera; el canciller Moreno y el ministro de Defensa, Andrés Allamand.

Paralelamente, el canciller llamó insistentemente a cada uno de los presidentes de los partidos oficialistas y de oposición para explicitarles la postura del Gobierno, la que generó amplio apoyo en las colectividades (ver recuadro).

Finalmente se decidió que el Presidente Piñera personalmente saliera a dar una declaración en La Moneda cerca de las 21 horas, en la que calificó los dichos como una "pretensión inaceptable".

"Las declaraciones del Presidente Morales -señaló Piñera-, incluyendo su intención de acudir ante tribunales y organismos internacionales para su aspiración reivindicatoria territorial y marítima, constituyen un serio obstáculo para las relaciones entre ambos países y no se condicen ni con la letra ni con el espíritu del tratado de 1904".

Y agregó sobre las expresiones de Morales: "Bolivia no puede pretender un diálogo directo, franco y sincero como sostuvo el Presidente Morales en su discurso, mientras simultáneamente manifiesta su intención de acudir a tribunales y organismos internacionales para impugnar un tratado plenamente vigente, aduciendo para ello, entre otras razones, la aplicación de normas constitucionales bolivianas aprobadas más de 100 años después de la suscripción y aprobación del tratado de 1904. Esto constituye una pretensión inaceptable, y que implica dar prioridad a una norma interna por sobre un tratado internacional; situación jurídicamente inadmisible".

Con estas últimas palabras el Mandatario aludía a la aprobación en 2009 de un artículo en la Constitución boliviana donde se establece el derecho "imprescriptible e irrenunciable" al acceso soberano al mar por parte de ese país, cuestión citada por Morales en su discurso.

Además, planteó que "el Gobierno se abstiene de comentar las afirmaciones históricas efectuadas por el Presidente Morales y se limita a expresar su categórico rechazo a las mismas".

No obstante, señaló que dentro del marco del respeto de los tratados vigentes, "Chile ratifica su voluntad de diálogo bilateral, para seguir avanzando en la búsqueda de soluciones concretas, útiles y factibles para ambos países".

De ese modo, dejó en claro que el país "no tiene problemas limítrofes pendientes con Bolivia, porque todos ellos quedaron claramente determinados por dicho tratado, que se encuentra plenamente vigente".

''Las declaraciones del Presidente Morales, incluyendo su intención de acudir a tribunales y organismos internacionales para su aspiración reivindicatoria territorial y marítima, constituyen un serio obstáculo para las relaciones entre ambos países".

''Bolivia no puede pretender tener un diálogo directo, franco y sincero (...) mientras simultáneamente manifiesta su intención de acudir a tribunales internacionales".

Evo Morales da vuelco a posición

El Mandatario cambió su postura frente a cómo enfrentar la aspiración marítima con Chile, luego de asegurar en entrevista a "El Mercurio" que priorizaría una "salida política".

Entrevista a "El Mercurio"

''No soy experto constitucionalista ni en demandas internacionales. En eso no creo tanto (...) Creo más en la sinceridad que beneficie a los pueblos".

''No quiero hacer interpretaciones (de los tratados) y prefiero cuidar las relaciones con Chile (...) No estamos para buscar enfrentamientos".

''(sobre el artículo de la Constitución) Yo siento que no va a perjudicar (las relaciones con Chile). Hay que asumir esto con responsabilidad".

''Creo más en el diálogo que en cualquier confrontación (...) Mi discurso (del Día del Mar) siempre profundizará la confianza".

Discurso del "Día del Mar"

''La lucha por la reivindicación marítima debe incluir otro elemento fundamental: el acudir a los tribunales y organismos internacionales".

''El injusto tratado de 1904 (entre Bolivia y Chile) no se cumple ni ha sido cumplido por Chile".

''La misma Constitución establece la reivindicación marítima con soberanía como una de las bases de la política de nuestro país".

''Somos un país sin mar. Pueblo boliviano... FF.AA. del estado plurinacional: patria o muerte".

Oposición boliviana critica cambio de postura y dice que Evo utiliza tema del mar para desviar la atención

¿Qué hizo cambiar la postura de Morales? Según autoridades del gobierno boliviano, fue el gabinete de ministros -instancia en la que se habría planteado la creación de la Dirección de Reivindicación- el que pidió al Presidente llevar adelante este "nuevo paso" para lograr una salida al mar.

En las dos citas que sostuvo Morales esta semana con el gabinete, se hicieron aún más evidentes las diferencias que existen al interior del gobierno boliviano, sobre todo entre el Mandatario y el canciller David Choquehuanca, quien ayer tras el discurso presidencial dijo que "no se descarta" la posibilidad de una solución sin soberanía.

Los opositores al gobierno de Morales, en todo caso, destacan que este anuncio surge justo en momentos en que su popularidad está en su punto más bajo.

Así lo expresó el senador Bernard Gutiérrez, jefe de la bancada opositora, quien dijo que "el gobierno no tiene una política clara en el tema marítimo. Por un lado señalan que se avanza en negociaciones y por otro asumen una actitud hostil con Chile".

Según Gutiérrez, "está utilizando el tema de una manera irresponsable para desviar la atención sobre los asuntos estructurales", confesando que "a nombre de la Bolivia digna siento vergüenza ajena".

Una visión completamente diferente es la del presidente del Senado boliviano y miembro del partido oficialista MAS, René Martínez, para quien el anuncio de hoy revela con nitidez la posición de su país y "da pie para una solución por una vía no bélica y de diálogo".

(Publicado por El Mercurio - 24 marzo de 2011)

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international