miércoles, 9 de março de 2011


Corte de La Haya

Costa Rica logra retiro de tropas y custodia ambiental de Calero en disputa contra Nicaragua

La Corte Internacional de Justicia ordenó ayer a Nicaragua sacar sus tropas del sector norte de la isla Calero, en Limón, y le concedió a Costa Rica la custodia ambiental del territorio, mientras resuelve el juicio entre ambos países por la soberanía del sitio.

El Gobierno costarricense no podrá enviar policías a la zona del conflicto, invadida por el Ejército nicaraguense el 21 de octubre pasado, pero sí podrá introducir personal de protección al ambiente.

En la misma resolución, el Tribunal prohibió la presencia de civiles en el lugar y solicitó a ambos países abstenerse de incurrir en actos que agraven la situación.

De esa manera resolvió la Corte, con sede en la ciudad de La Haya, Holanda, la solicitud de medidas cautelares planteada por Costa Rica desde el 18 de noviembre.

El Tribunal también pidió a los dos Gobiernos informar cómo cumplirán las órdenes dictadas y vigilar el área desde sus territorios para evitar eventuales actividades criminales.

Este caso se originó a finales de octubre cuando integrantes del Ejército nicaraguense se instalaron en una porción de isla Calero y, con ayuda de civiles, destruyeron un humedal para abrir un caño artificial de 1,5 kilómetros.

Dicho canal acortaría la distancia entre el nicaraguense río San Juan y el mar Caribe, lo que le provocaría al Estado costarricense una pérdida de territorio.

El gobierno de Laura Chinchilla demandó a Nicaragua ante La Haya y pidió medidas cautelares. con el fin de evitar daños irreparables al ambiente, mientras se celebra el juicio que puede durar de tres a cuatro años.

La zona en disputa es un área de tres km cuadrados en isla Los Portillos, la cual queda en la parte norte de Calero, sobre el extremo caribeño de la frontera. Calero es una isla fluvial de 150 km cuadrados, rodeada por los ríos San Juan, Colorado y el mar Caribe.

Riesgo a soberanía. La Corte ordenó retirar personal civil, policial o de seguridad al estimar que existe un "riesgo inminente de perjuicio irreparable" para la soberanía reclamada por Costa Rica.

Así lo decidió al tomar en cuenta que Nicaragua planeaba hacer algunas actividades, aunque fuesen ocasionales, en el territorio que alberga el canal artificial.

En forma paralela, el Tribunal rechazó las solicitudes ticas de detener la apertura del canal artificial, la tala de árboles y el lanzamiento de sedimentos del dragado del río San Juan a la isla.

La decisión, explicó, obedeció a que el gobierno de Daniel Ortega dijo que había finalizado los trabajos, por lo que se consideraron innecesarias esas medidas cautelares.

La Corte también rechazó la solicitud de parar el dragado del río San Juan realizado por Nicaragua porque no logró demostrar una afectación real sobre el río Colorado, de propiedad costarricense.

Costa Rica podría fundamentar de nuevo esa petición.

Resguardo ambiental. Los jueces le dieron al Gobierno costarricense la potestad de evitar un daño irreparable en el humedal de la isla, el cual está registrado en la Convención Ramsar sobre Humedales.

Costa Rica podrá enviar personal de protección al ambiente, previa consulta a la secretaría de Ramsar y previo aviso a Nicaragua.

Luego, los países podrán buscar soluciones conjuntas a los daños (el Gobierno había estimado en 225 hectáreas el terreno afectado).

Desde ayer, el Gobierno encomendó al ministro de Ambiente, Teólfilo de la Torre, una comisión para encargarse de este asunto.

Presidentes satisfechos. Chinchilla afirmó ayer que la resolución fue una "contundente victoria". Ortega aseguró que acatarán el dictamen y destacó que la Corte no mencionó la palabra "invasión".

Esta resolución se asemeja al acuerdo tomado por la Organización de Estados Americanos (OEA) en noviembre, el cual pedía retirar fuerzas de seguridad.

Enrique Castillo, embajador de Costa Rica ante la OEA, dijo que la orden de no incurrir en actos que agraven el conflicto equivale a ponerle un freno a Ortega. "Es ponerles coto a actuaciones del Gobierno nicaraguense y es decirle a Nicaragua 'de aquí ,usted no pasa más, usted cesa de realizar actos lesivos a los intereses de Costa Rica'".

Sobre la presencia militar en la isla, José María Tijerino, ministro de Seguridad, dijo ayer que no había certeza de que esta persistiera.

En cuanto al juicio, vendrá una etapa escrita para que los países presenten la acusación y descargo antes de la etapa oral

(Publicado por La Nación – Costa Rica, 9 marzo 2011)
__________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international