viernes, 25 de fevereiro de 2011



Emigración

Uruguay busca que los hijos de sus emigrantes sean españoles

El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Luis Almagro, de visita oficial en España, ha planteado hoy al Gobierno que los nacidos en España de padres uruguayos en situación irregular puedan obtener la nacionalidad española, lo que significa abrir una puerta a la regularización de los padres.

El nuevo Reglamento de la Ley de Extranjería, que está en fase de borrador (al inicio de su tramitación) y al que se está dando audiencia pública en España estos días, plantea que los niños nacidos de inmigrantes irregulares en España obtengan la nacionalidad española si los padres carecen de nacionalidad o su país de origen no los reconoce como nacionales automáticamente. Se trata de una previsión de protección del menor, para que no quede en situación de apátrida. Pero tener a cargo un hijo español también supone un importante punto de arraigo para los padres, que de esa forma tienen más fácil acceder a la regularización.

Uruguay, sin embargo, reconoce la nacionalidad automáticamente a todo hijo de uruguayos, independientemente del lugar donde nazca. Por tanto, los nacidos en España de inmigrantes uruguayos no tendrán la nacionalidad española, porque ya tienen la de Uruguay. No están en riesgo de quedar desamparados como apátridas. Pero dada esta situación, los inmigrantes irregulares uruguayos se encuentran con que la legislación de su país es un problema para sus aspiraciones de regularización.

El colectivo de inmigrantes uruguayos en España (se calcula que hay unos 90.000) ha expresado su preocupación a través de asociaciones. "Hay que ver si verdaderamente existe algún margen de interpretación jurídica que permita alguna solución", declaró Almagro a Efe en Montevideo antes de viajar a Madrid.

Almagro se reunió en Madrid con su homóloga española, Trinidad Jiménez, y con la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Anna Terrón. En ambas reuniones planteó el asunto de las nacionalizaciones, según fuentes del Gobierno español. Fuentes de la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración indicaron que el Ministerio no pudo responder a Almagro sobre esta posibilidad. En todo caso, es una cuestión de que debía ser tratada con el Ministerio de Justicia, de quien depende el Registro Civil, que es el organismo que registra la nacionalidad. Por otra parte, las cuestiones de nacionalidad no son el objetivo del Reglamento de Extranjería.

El tema central de la reunión con la secretaria de Estado fue establecer mecanismos para facilitar el retorno de los emigrantes uruguayos. Ambos países quieren facilitar en todo lo posible los trámites para que aquellos uruguayos que deseen regresar se puedan acoger al programa de retorno productivo, que consiste en una ayuda al emigrante para montar un negocio en su país con 1.500 euros, que pueden ser hasta 5.000 si es una cooperativa.

En el caso de los uruguayos, "se trabajará para que tengan información de primera mano sobre las posibilidades de empleo en Uruguay" y la forma en que podrán acreditar la experiencia profesional y la capacitación adquiridas en España, según informó en una nota la Secretaría de Estado. El Gobierno uruguayo calcula que 3.000 nacionales retornarán este año desde España, según datos recogidos por el diario Últimas Noticias.

La ministra de Exteriores de España, Trinidad Jiménez, ofreció esta noche una cena a Almagro en la que también estaba previsto tratar la cuestión migratoria, aparte de la puesta en marcha del Marco de Asociación Uruguay-España. Por medio de este acuerdo estratégico, ambos Gobiernos impulsan proyectos de cooperación al desarrollo de manera conjunta en terceros países. Los programas serán financiados en un 60% por España y un 40% por Uruguay en países con igual o menor desarrollo en América Latina y el Caribe.

(Publicado por El País – España, 24 febrero 2011)
________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international