lunes, 9 de agosto de 2010


Petróleo

Ecuador recibirá US$ 3.600 mlls por no buscar petróleo en el Amazonas

En un acuerdo con las Naciones Unidas que es el primero de su clase, Ecuador se comprometió a no explorar en busca de petróleo dentro del territorio de su Parque Nacional Yasuni. Según el contrato firmado esta semana, el país recibiría 3.600 millones de dólares por dejar bajo tierra una cantidad de crudo que se estima en 846 millones de barriles.

El Gobierno de Ecuador y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) firmaron esta semana el Fideicomiso Yasuní-ITT para recaudar el dinero que se recoja a nivel mundial con el fin de apoyar el proyecto para dejar en tierra una parte del petróleo de la Amazonía de este país andino.

Los ingresos que se esperaban de la explotación petrolífera representan más del doble de los 3.600 millones de dólares acordados como compensación. Pero la alternativa de explorar en busca de petróleo habría hecho a Ecuador incurrir en altos costos medioambientales.

Según las Naciones Unidas, la firma del contrato le aliviará al planeta la emisión de 400 millones de toneladas de gases que provocan el efecto invernadero. El organismo está estudiando la posibilidad de firmar acuerdos similares con otros países de gran riqueza en su biodiversidad.

Con una producción de 472.000 barriles diarios, Ecuador es el miembro más pequeño de la OPEP. Los 3.600 millones de dólares deberían ser aportados por la comunidad internacional, desde países interesados hasta empresas privadas o filántropos, en forma de contribuciones al fideicomiso.

El fideicomiso que permitirá este aporte se suscribió esta semana en presencia del vicepresidente de Ecuador, Lenín Moreno, del ministro de Exteriores, Ricardo Patiño, de la ministra coordinadora del Patrimonio, María Fernanda Espinosa, de Rebeca Grynspan, administradora asociada del PNUD, embajadores y delegados de pueblos indígenas.

Entre otros usos, el dinero recaudado por el fideicomiso se destinará a inversiones en energía renovable, reforestación, inversión social y eficiencia energética.

En una reunión con la prensa previa a la suscripción oficial del Fideicomiso, Espinosa adelantó que los contribuyentes recibirán los llamados Certificados de Garantía del Yasuní (CGY), y recalcó que es una "garantía que Ecuador ofrece" de que el "crudo se queda, de manera indefinida, bajo tierra".

Los CGY, que no generan intereses ni expiran, se entregarán de acuerdo al monto de contribución e incluirán la cantidad de toneladas de CO2 no emitidas correspondientes a la contribución.

"Estamos hablando de esos 407 millones de toneladas métricas que no se emitirán al no extraer más de 800 millones de barriles de petróleo bajo tierra", comentó al referirse al 20 por ciento de las reservas que tiene Ecuador en la zona del Yasuní, en la Amazonía.

Los CGY se ejecutarán si Ecuador decide explotar el petróleo y se devolverán los fondos "en su totalidad", remarcó. Tras asegurar que la firma de hoy es "el acta de nacimiento" de la iniciativa, Espinosa dijo que hay una planificación de viajes para retomar contactos "con el fideicomiso en mano" y detalló que tienen un "umbral mínimo para que empiece a operar el mecanismo financiero que es 100 millones de dólares en 18 meses".

Precisamente el próximo sábado, Espinosa viajará a China para exponer la iniciativa, en tanto se preparan otros desplazamientos. En ese sentido, Ivonne Baki, integrante de la Comisión Negociadora, adelantó a Efe que en septiembre visitarán Alemania, Holanda, Bélgica, Francia, Noruega, España e Italia y EE.UU.

Asimismo, señaló que visitarán los Emiratos µrabes, Catar, Arabia Saudí, Kuwait, Siria y Líbano para exponer la iniciativa y para buscar acercamientos en otros ámbitos pues en la comitiva también estará Patiño, quien preparará un eventual viaje del presidente, Rafael Correa, a los países árabes, posiblemente, en noviembre.

En torno al Yasuní-ITT, el Gobierno también adelanta una campaña para la recaudación de aportes de la sociedad civil a nivel mundial al tratarse la propuesta, a criterio de Espinosa, de una "nueva ética planetaria".

En el Fideicomiso habrá, entre otros, un directorio integrado por tres representantes del Gobierno, dos de los contribuyentes y uno de la sociedad civil, indicó Espinosa.

Grynspan calificó al proyecto de "innovador, audaz, vanguardista e importante" para "todo el planeta" y señaló al fideicomiso como algo inédito que espera se replique en otras latitudes del mundo aunque ha sido un proceso "difícil" al tratarse de algo "nuevo".

"Es invaluable el aporte que Ecuador le está haciendo al mundo", aseguró al tiempo de que Moreno recordó que su país "es el mayor aportante" en la iniciativa pues calcula que la explotación del crudo generaría unos 7.000 millones de dólares, por lo que esperan que la comunidad internacional aporte con al menos la mitad.

La Iniciativa Yasuní-ITT es parte del compromiso de Ecuador para mantener indefinidamente bajo tierra las reservas petroleras de los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini, que ascienden a 846 millones de barriles de petróleo.

El Parque Nacional Yasuní ha sido considerado uno de los lugares de mayor biodiversidad en el planeta. Fue creado en 1979 y declarado por la Unesco como Reserva Mundial de la Biósfera en 1989. Alcanza 982.000 de hectáreas en la Amazonía occidental.

(Publicado por El Clarín – Argentina, 6 agosto 2010)
_______________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international