martes, 12 de dezembro de 2017

Código Civil

Congreso modificará el Código Civil para considerar a los animales seres vivos y no cosas: España

Hasta ahora, en España se considera a los animales meras cosas, un "bien mueble" más que puede ser embargado a su dueño como si fuera un coche o un piso. Además, la legislación no contempla qué pasa con una mascota en caso de separación o divorcio. El PP llevará este martes a debate al Pleno del Congreso su proposición ley para reformar el Código Civil y dos leyes, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil, con el fin de eliminar esta cosificación jurídica de los animales y que estos, como seres vivos, sean considerados sujetos de derecho. Alemania, Austria, Suiza, Francia y Portugal ya han cambiado la consideración legal de los animales como cosas.

El grupo popular, según explica en un comunicado el Congreso, propone para los animales "una descripción positiva similar a los códigos civiles francés y portugués", que diferencian a los animales de las personas, las cosas y otras formas de vida como las plantas. La reforma busca "asentar este principio en el Código Civil, modificar la Ley Hipotecaria para impedir que se extienda la hipoteca a los animales y la Ley de Enjuiciamiento Civil, para declarar inembargables a los animales".

El portavoz de los populares en la Cámara Baja, Rafael Hernando, ha explicado que el objetivo de esta reforma es dar a los animales "un rango diferente", lo que les otorgará "más protección". Hernando ha señalado que los animales domésticos deben contar con derechos, aunque ha recordado que esta situación "también implica obligaciones para los tenedores de animales".

Asimismo, mediante esta reforma "se introducen en las normas relativas a las crisis matrimoniales preceptos destinados a concretar el régimen de custodia de los animales de compañía". Para ello se "contempla el pacto sobre los animales domésticos y se sientan los criterios sobre los que el juez debe tomar la decisión de a quién entregar el cuidado del animal". Según el texto que proponen, debe primar el interés de los miembros de la familia y el bienestar del animal, "pudiendo preverse el reparto de los tiempos de disfrute si fuere necesario".

Los populares también pretenden evitar que los animales de compañía puedan ser embargados a sus dueños ante impagos de rentas, impedir que "se extienda la hipoteca a los animales colocados o destinados en una finca dedicada a la explotación ganadera, industrial o de recreo" y prohibir "el pacto de extensión de la hipoteca a los animales de compañía".

También proponen incluir como bienes inmuebles los viveros, palomares, criaderos o colmenas, entre otros hábitats animales, siempre y cuando el propietario los haya colocado o los conserve con el objetivo de mantenerlos unidos a la finca y formando parte de ella de un modo permanente.

El PP recuerda que los animales son apropiables y objeto de comercio. "La relación de la persona y el animal, sea este de compañía, doméstico, silvestre o salvaje, es una relación de propiedad privada, si bien ha de ser modulada por la cualidad de ser dotado de sensibilidad sobre la que recae dicha propiedad", apunta el documento.

"Así, tanto las facultades de uso y disfrute del animal, como la de disposición sobre este, han de respetar tal cualidad', apuntan los populares, que señalan que, en este caso, el dueño deberá de ejercitar dichas facultades atendiendo al bienestar del animal, evitando el maltrato, el abandono o la provocación de una muerte cruel e innecesaria.

"Resulta paradójico que el Código Penal ya distinguiera en 2003 entre los daños a los animales domésticos y a las cosas mientras que el Código Civil sigue ignorando que los animales son seres vivos dotados de sensibilidad", reconoce el PP en su propuesta. La reforma del Código Penal en 2010 eliminó el requisito de "ensañamiento" del artículo 337 que tipifica el maltrato animal como delito.

Esta iniciativa del PP llega después de una proposición no de ley de Ciudadanos, que fue debatida y apoyada por la mayoría del Congreso en febrero de este año, en la que se instó al Gobierno a acometer esta reforma legal. La formación naranja estuvo respaldada por 243.000 firmas a través de la plataforma digital change.org, que se hicieron llegar a la Cámara Baja. La petición, del Observatorio Justicia y Defensa Animal, suma ahora casi 348.000 firmas y ha tenido mucho eco en las redes con la etiqueta #AnimalesNOsonCosas.

En esta petición, se recuerda que el Código Civil español considera a los animales "bienes semovientes", es decir, meras cosas, cuando el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europa, en su artículo 13, "reconoce a los animales como seres sintientes, es decir, seres vivos dotados de sensibilidad". "Este anacronismo legal ya se ha reformado en otros códigos civiles como el catalán, que reconoce expresamente que los animales no son cosas, o el Código Civil francés, austriaco, suizo o alemán, que ya han llevado a cabo la pertinente reforma para cambiar el estatuto jurídico de los animales de 'cosas' a 'seres vivos dotados de sensibilidad", subraya el texto.

(Publicado por El País - España, 12 diciembre 2017)
__________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international