martes, 14 de novembro de 2017

Mercosur

Mercosur ofreció incentivos a la Unión Europea para firmar el TLC

En dos reuniones consecutivas que tuvieron lugar en un margen de pocas horas en Brasilia, el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, recibió dos noticias importantes para el país.

La primera es que se acerca la posibilidad de cerrar en diciembre el acuerdo comercial que el Mercosur y la Unión Europea negocian desde hace años. El ministro viajó a Brasil este jueves para reunirse junto al resto de los cancilleres del bloque con el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen.

El encuentro pretendía dar una señal contundente del compromiso de ambas partes para sellar las tratativas en un momento en el que encaran la etapa más sensible de la negociación: el intercambio de ofertas agrícolas. Cuando se abrieron las puertas en Planalto y las autoridades comparecieron ante la prensa quedó claro que la reunión había cumplido con su propósito.

El canciller de Brasil, Aloysio Nunes, informó en conferencia de prensa que el Mercosur le entregó a la Unión Europea un paquete de propuestas con "cantidades y reglas" para encaminar el fin de las negociaciones.

El canciller Nin Novoa dijo a El Observador que este conjunto de propuestas buscan posibilitar un acuerdo entre los dos bloques en temas claves.

La iniciativa del Mercosur ofrece una serie de incentivos para que los europeos mejoren las ofertas en productos que son claves para el Mercosur. Por ejemplo, se mejoró sustancialmente la cantidad de productos desgravados -se pasó del 82% al 90% del total de productos acordados en el intercambio- algunos de los cuales son de especial interés de la Unión Europea.

Otro de los incentivos que propone el Mercosur es acelerar la desgravación temporal de algunos productos que, originalmente, se planteaba hacer al cabo de diez años.

Como contrapartida, el Mercosur dejó en claro en esta "bolsa de propuestas" su intención de que la organización europea mejore sustancialmente la oferta de las cuotas para productos como la carne y el etanol.

Fuentes oficiales dijeron a El Observador que en la ronda de negociación que culminó este viernes en Brasilia no se presentaron nuevas propuestas para la carne. Por lo tanto, la única propuesta que está arriba de la mesa es la que los europeos hicieron a principios de octubre (70 mil toneladas) que para los sudamericanos es insuficiente.

Nunes dijo en conferencia de prensa que en caso que la Unión Europea responda de forma positiva al paquete de medidas que presentó el Mercosur se podrán "acelerar las negociaciones" y "concluirlas" antes de fin de año.

Nin Novoa dijo que el encuentro con Katainen fue relevante por la señal política que se dio de buscar sellar las negociaciones en diciembre durante la conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Buenos Aires.

El emisario europeo –exprimer ministro de Finlandia- entiende las "sensibilidades" que están en juego para países chicos como Uruguay y Paraguay, al haber defendido los intereses de un país que en el concierto europeo no es tan determinante.

"Tenemos valores similares y apostamos al multilateralismo", dijo Nin sobre los pilares que guían la conclusión del trabajo.

Relación con Brasil

Luego de un inicio complicado, las relaciones entre los gobiernos de Brasil y Uruguay comenzaron a mostrar signos de mejoría, a juzgar por los resultados de la reunión bilateral que Nin Novoa tuvo con su par brasileño en Itamaraty.

El ministro destacó la "calidez" y el "buen clima" de la reunión en el que ambas partes decidieron retomar asuntos relevantes de la agenda bilateral.

Por ejemplo, se conformarán grupos técnicos para lograr avances en algunos asuntos de carácter comercial que los países tienen pendientes desde hace algún tiempo, informó Nin Novoa.

En el encuentro, los dos cancilleres también intercambiaron ideas acerca de la agenda externa del bloque que, según entendieron, logró crecer de forma notoria en los últimos meses.

Luego de la reunión con Nunes, el canciller uruguayo también participó de un encuentro con el presidente de Brasil, Michel Temer, en el que tuvo oportunidad de agradecerle su gestión para destrabar el conflicto de los lácteos, que imposibilitaba la renovación de licencias para la exportación de esos productos.

(Publicado por El Observador – Uruguay, 11 noviembre 2017)
_______________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international