Comercio Exterior

Macri le escribió una carta a Temer: se queja de trabas y demoras: Argentina

El Presidente pidió a su homólogo brasileño menos demoras para avanzar en la integración comercial.

jueves, 19 de outubro de 2017

"No hay ninguna animosidad entre Argentina y Brasil" advertían, este miércoles, los medios diplomáticos en Brasilia y Buenos Aires. Las dudas sobre eventuales "desacuerdos" surgieron a partir de la confirmación de una carta que Mauricio Macri le envió a su colega Michel Temer. Fechada el 28 de septiembre la misiva fue entregada el 4 de octubre último en el distrito federal brasileño por el embajador argentino en este país, Carlos Magariños. Parte del texto de la misiva fue revelado en la edición de ayer del diario paulista Folha de Sao Paulo. Y se evidencia, en ella, cierta preocupación de Macri sobre las demoras para implementar acuerdos de integración.

“En febrero pasado... firmamos una nota dirigida al Banco Interamericano de Desarrollo en la que solicitamos asistencia técnica para implementar el mecanismo binacional de regulaciones técnicas, sanitarias y fitosanitarias” señalaba el Presidente. Transcurrido “siete meses” desde aquel convenio firmado por ambos jefes de Estado, el gobierno argentino constató: “Todavía no tenemos una fecha definida para el comienzo de trabajos sustantivos”. Según el diario Folha, a ese reclamo se le habría sumado la "incomodidad en la Casa Rosada" por "la falta de respuesta (a la misiva) por parte del Palacio del Planalto (la casa de gobierno en Brasilia".

La magnitud de esa inquietud argentina, sin embargo, fue atenuada en el Palacio de San Martín. Allí se admitió, según pudo saber Clarín en Buenos Aires, que efectivamente hay una "discordância" entre ambos países. Y se refiere, según mencionaron las fuentes, a la dificultad para para establecer una convergencia de las normas de cada país. Para ser más precisos, las fuentes argentinas indicaron que "sobre un total de 79 regulaciones aduaneras y técnicas, hay 20 de ellas en las que no se llegó a un consenso. Y son las que más afectan a la Argentina". No fueron especificadas de cuáles se trataba.

Pero ¿por qué se le asigna tanta importancia a esas reglamentaciones? Esta corresponsal recibió explicaciones coincidentes de la diplomacia porteña y de la brasileña. Esas normas forman parte del "histórico" de las agencias reguladoras de cada país, que fundamentan sus decisiones en estudios científico-técnicos. Ocurre que entre ellas hay una suerte de "rivalidad" y con frecuencia no quieren avenirse a la elaboración de medidas que salga de una negociación entre los dos gobiernos. ¿Cómo influyen en el comercio? Las reglamentaciones pueden constituir verdaderos obstáculos –a veces involuntarios y otras no tanto—al comercio entre los dos socios. Sobre todo si se piensa que buena parte de esas regulaciones afectan el comercio mutuo de alimentos envasados (es decir, con valor agregado), tecnología médica y productos farmacéuticos, entre otros. De hecho, estas políticas normativas suelen ser el argumento más práctico e inmediato para que un país impida el ingreso de bienes producidos por otro. De allí que una convergencia en ese terreno entre los dos grandes del Mercosur tenga tanta importancia.

En Brasilia, los diplomáticos consultados por este diario admitieron que había sido "larga" la negociación entre ambos países para enviar al BID una lista de “normas regulatorias” que deben ser estudiadas por el organismo, para que éste pueda posteriormente emitir sus consejos. Pero sostuvieron que finalmente se había llegado a un resultado los primeros días de octubre y que los dos gobiernos los remitieron, en forma consensuada, a los equipos de asesores del BID. En consecuencia, las inquietudes argentinas "ya fueron resueltas".

Lo que está claro, también, es el origen de los desasosiegos del gobierno Macri. Tiene que ver con una cuestión visible: el saldo altamente negativo para la Argentina de la balanza comercial con Brasil, que debe alcanzar a fines de este año los 7.000 millones de dólares. Claro que los motivos del desequilibrio fueron aceptados por el gobierno argentino como una situación "coyuntural", donde prevaleció la "flexibilidade" con el socio, en vista de la profunda recesión que había afectado la economía vecina.
(Publicado por El Clarin - Argentina, 19 octubre 2017)
______________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international