jueves, 3 de agosto de 2017

Uruguay: Bancos privados empiezan a cerrar cuentas de empresas vinculadas con marihuana

El mundo puso los ojos sobre Uruguay hace dos semanas, cuando el país se convirtió en el primero en regular la venta de marihuana cosechada bajo su control. Sin embargo, Estados y bancos internacionales desconfían de la legalización del cannabis. De hecho, el banco Santander (España) clausuró la cuenta de al menos un farmacéutico que vende marihuana en su local. ¿El motivo? Aunque Uruguay haya regulado la comercialización de cannabis, el dinero de ese cliente proviene de una actividad restringida en la mayoría de los países del mundo.

Además, una fuente de una de las empresas productoras de cannabis dijo a El Observador que tanto Santander como Itaú (Brasil) clausuraron cuentas a las compañías que producen la marihuana, a los clubes cannábicos registrados y a las farmacias autorizadas para vender la droga en todo el país. Se señaló también que la medida choca de forma directa con la ley de inclusión financiera, que obliga a los empresarios a pagar los sueldos de sus empleados a través de una entidad financiera.

Si bien Santander dijo a El Observador que no podía brindar información a raíz del secreto bancario, la información fue confirmada por otras fuentes vinculadas a la comercialización del cannabis.

Por su parte, el gerente general de Itaú, Horacio Vilaró, aseguró que "por el momento" no tomaron ninguna medida. "Estamos haciendo una investigación que se encuentra en una etapa muy preliminar todavía, por lo que no tomamos una decisión sobre qué hacer con las empresas vinculadas a la venta de marihuana", señaló.

De acuerdo con un relevamiento que realizó El Observador, la mayoría de las farmacias que venden marihuana en todo el país operan con el Banco República. Además, las dos empresas que cosechan cannabis también tienen cuentas en ese banco. En estos casos no hay inconvenientes, porque incluso el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) opera con esa institución. El Observador consultó al Banco República pero la institución informó que no haría comentarios sobre el tema.

También hay farmacias que tienen cuentas en el BBVA (cuya matriz es española). Una fuente de ese banco dijo a El Observador que estudian el comportamiento del sistema financiero uruguayo, ya que no quieren tomar una decisión antes de saber qué hará el resto de los bancos. De todos modos, el informante aclaró que "por ahora" operan con los clientes vinculados a la venta de marihuana, aunque la situación "podría cambiar en cualquier momento".

El nuevo panorama al que se enfrentan los bancos que están instalados en Uruguay interfiere en su relacionamiento con los bancos del exterior. Si las instituciones financieras operan con empresas que venden cannabis –aunque lo hagan de forma legal, porque esa actividad ahora está regulada por el Estado uruguayo– los bancos de otros países podrían negarse a realizar transacciones con ellos.

La normativa internacional está pensada para evitar el lavado de activos y el financiamiento al terrorismo, y el dinero proveniente de la venta de marihuana entra en la primera categoría. Esta situación afecta también al relacionamiento del Banco República con otros bancos, aunque se maneje de acuerdo con las normas locales.

(Publicado por El Observador - Uruguay, 3 agosto 2017)

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international