miércoles, 14 de junho de 2017

Marcas

Bruselas investiga a Nike, Universal y Sanrio por restringir la venta de sus productos

La Comisión Europea ha anunciado este miércoles la apertura de sendas investigaciones contra las empresas estadounidenses Nike y Universal Studios, y la japonesa Sanrio —propietaria de la marca Hello Kitty— por obstaculizar la libre competencia. Bruselas sospecha que su política de concesión de licencias restringe ilegalmente la venta de las marcas que gestionan, lo que habría dificultado su comercialización a través de Internet así como su distribución dentro de las fronteras de la UE, perjudicando así a los consumidores.

"Vamos a examinar si las prácticas en materia de licencias y distribución empleadas por estas tres empresas impiden ocasionalmente a los consumidores acceder a una oferta más amplia y a mejores precios en el mercado único", ha señalado en un comunicado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

Este trío de empresas son las responsables de otorgar las licencias para usar algunas de las marcas más relevantes del planeta. En el caso del fabricante de ropa deportiva Nike, posee los derechos de los productos del FC Barcelona, en el de Universal Studios los de las películas de Los Minions o Gru, mi villano favorito y en el de Sanrio la ya citada Hello Kitty. Todas ellas controlan el uso de las imágenes o textos que aparecen en prendas de ropa, zapatos, accesorios para el teléfono, mochilas o juguetes como reclamo para facilitar su venta, una estrategia que en muchos casos está especialmente enfocada en atraer la atención de la clientela infantil o adolescente.

Las autoridades europeas han iniciado las investigaciones después de haber efectuado un auténtico barrido de la actividad de 1.900 compañías y unos 8.000 contratos de licencias y distribución. Bruselas ha aclarado que la apertura de las pesquisas no presupone la culpabilidad de las tres empresas, pero si la Comisión logra probar que las compañías dificultaron su distribución, se enfrentan a una multa por incumplir las normas comunitarias, que prohíben las prácticas contrarias a la libre Competencia.

En los últimos meses, los responsables de Competencia han abierto varias investigaciones por eventuales prácticas anticompetitivas en el sector del comercio electrónico. Una de ellas afecta a la cadena hotelera española Meliá, a la que la Comisión investiga por fijar precios diferentes según la nacionalidad o el país de residencia de los clientes.

(Publicado por El País - España, 14 junio 2017)
________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international