jueves, 20 de abril de 2017

Contrato

Bolivia rescinde contrato de hidroeléctrica con española Corsán

El Ministerio de Energías de Bolivia rescindió el contrato a la empresa española Corsán-Corviam por suspender las obras de construcción de la hidroeléctrica Miguillas, reveló hoy el ministro del sector, Rafael Alarcón.

"Ya se ha planteado la resolución de contratos, cumplidos los plazos establecidos del contrato, y se han enviado las notificaciones a los dos bancos para el cobro de las boletas de la empresa", dijo Alarcón.

La Empresa Nacional de Electricidad del país sudamericano y la firma europea suscribieron en octubre de 2014 un acuerdo para construir esa instalación, que demanda una inversión de US$ 425 mlls..

Ubicado en la provincia Inquisivi, de La Paz, el proyecto contempla la edificación de dos centrales en cascada ubicadas en Umapalca y Padillada, que tendrán una potencia total instalada de 200 megavatios y cuenta con financiamiento del Banco Central de Bolivia.

La megaobra tiene varios componentes que van desde la apertura de caminos, perforación de túneles y la fabricación, instalación y montaje de equipos electromecánicos.

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, también informó que se ejecutarán las boletas de garantía de la compañía española después de abandonar la construcción de la vía Ixiamas-San Buenaventura, cuyo monto asciende a 34 millones de dólares.

Según Claros, la empresa ya recibió una notificación y tenía 15 días para retomar actividades en la obra y ante el incumplimiento de ese plazo se decidió anular también el acuerdo para la edificación de la iniciativa.

Respecto a los subcontratistas contratados por Corsán-Corviam, la alta autoridad aclaró que deben presentar sus denuncian y seguir el conducto regular legal para encontrar soluciones a sus demandas.

Empresa demanda

Tras enterarse de que el Gobierno decidió ejecutar las boletas de garantía por el incumplimiento en dos obras gubernamentales, la firma española Corsán Corvián aseguró que no hay razones para la ejecución de las boletas y demandó que de concretarse el proceso, el dinero sea destinado al pago de sus acreedores. Además piden negociación.

"Isolux (Corsán Corvián en Bolivia) entiende que no existen razones jurídicas suficientes para proceder a tal ejecución", informó la firma a través de un comunicado de prensa que fue enviado a la redacción de este medio.

"En el caso de que se confirme la ejecución de los avales, Isolux confía en que tanto ENDE como ABC destinen tal dinero a pagar a los proveedores, a los trabajadores y a terceros que pudieran verse afectados, con el ánimo de que la disputa repercuta lo menos posible en las empresas locales de Bolivia que han estado trabajando en las obras", añadió.

La Empresa Nacional de Electricidad Bolivia (Ende), dependiente del Ministerio de Energía, y la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), parte de la cartera de Obras Públicas, son contratantes para la hidroeléctrica Miguillas y la ruta Ixiamas-San Buenaventura que se emplazaban en La Paz y que fueron abandonadas por el consorcio español.

La firma Isolux Corsán manifestó "su deseo de alcanzar una solución negociada con las instancias del Gobierno de Bolivia".

El pronunciamiento de la empresa se divulga horas después de que los titulares de Energía, Rafael Alarcón, y de Obras, Milton Claros, confirmaran la disolución de ambos contratos.

En el caso de Miguillas ya se notificó al sistema financiero para la ejecución de las boletas.

"Esta resolución unilateral se produce sin que ENDE haya atendido a las alternativas que Isolux le ha presentado en sucesivas ocasiones ante la constatación de la imposibilidad técnica y material de ejecutar el proyecto tal y como le fue encargado en la adjudicación", desveló Corsán.

Mientras que por el tramo carretero el plazo para un posible arreglo vence este jueves.

"En el caso de las carreteras adjudicadas a Isolux por ABC, a los hechos acaecidos en las obras de Miguillas se ha sumado la situación financiera de los proyectos. ABC retiene avales por 12,1 millones de dólares que deberían haber sido devueltos y adeuda otros 10,8 millones", reveló.

En ese marco, la firma denunció este miércoles que la falta de pago de ABC provocó a finales de marzo que "los acreedores del contratista" emplazaran protestas en el lugar del proyecto lo que motivo, "dado el riesgo para la integridad física", la desmovilización de su personal.

Bolivia cobrará US$ 154 millones a Corsán por el abandono de las obras. Según datos del Ministerio de Energía, en el caso de la hidroeléctrica, las boletas de garantía suman US$ 120 millones. Asimismo, la ABC informó que las papeletas de la carretera Ixiamas-San Buenaventura suman US$ 34 millones.

(Publicado por La Raón - Bolivia, 20 abril 2017)
_______________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international