Autos

Brasil y México acuerdan extender por cuatro años cuotas de importación de autos

El acuerdo original de 2012 imponía aranceles de hasta un 35% a exportaciones por encima de un límite por año de unos US$1.500 millones, permitiendo el libre comercio de vehículos después de su vencimiento el 19 de marzo de este año.

lunes, 9 de março de 2015

México y Brasil acordaron una ampliación de cuatro años del sistema de cupos de exportación de autos que remplazó al Acuerdo de Complementación Económica 55 (ACE 55) en materia automotriz, al término del cual se establecerá la figura de libre comercio en la industria automotriz, anunció el gobierno mexicano.

Con el acuerdo, México mantiene el acceso al mercado brasileño sin pagar aranceles a los vehículos ligeros y autopartes exportados a ese país sudamericano a partir del 19 de marzo, con cupos que se incrementarán paulatinamente del 2015 al 2019, previo a regresar a la fase de libre comercio de ese sector entre ambos países.

En el primer año, el cupo de exportación libre de arancel será por 1,560 millones de dólares; en el segundo, de 1,606 millones de dólares; en el tercero será de 1,655 millones, y el último, que concluye el 18 de marzo del 2019, será por 1,705 millones de dólares. El monto para el primer año es el promedio de los cupos para las exportaciones en los últimos tres años.

El acuerdo, afirmaron fuentes cercanas a la negociación, toma en consideración la creciente tendencia exportadora de la industria automotriz en México, que el año pasado registró un crecimiento de 9.8%, así como las circunstancias de su homólogo brasileño, cuya producción y exportación se contrajeron 15.3 y 40.9%, respectivamente.

En la relación México-Brasil es fundamental el intercambio de vehículos y autopartes, que durante el 2014 representó 46% de la balanza comercial bilateral, con 1,965 millones de dólares en comercio automotriz y 2,011 millones de dólares en autopartes.

En la tercera ronda de negociaciones, realizada en Río de Janeiro el fin de semana, la delegación mexicana estuvo encabezada por el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, junto con el subsecretario de Comercio Exterior, Francisco de Rosenzweig, el presidente de la AMIA, Eduardo Solís, y su homólogo de la INA, Oscar Albín. Por Brasil, lideró la comisión el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Armando Monteiro.

El acuerdo resuelve en parte las propuestas de ambos países; Brasil buscaba reducir las cuotas (lo cual no sucedió) y mantener el intercambio durante cinco años; por su lado, México pretendía alcanzar el libre comercio en el sector automotriz entre ambos países.

Camiones, incluidos

El acuerdo establece también como plazo el 31 de diciembre del 2018 para definir modalidades, cupos y plazos para el libre comercio de vehículos pesados.

Con el acuerdo entre México y Brasil, se evita la posible cancelación de las condiciones preferenciales para las exportaciones mexicanas a ese mercado, como ocurrió con Argentina en el segundo semestre del 2012 por el desacuerdo sobre las condiciones de intercambio entre ambas economías.

Argentina y México negocian para establecer condiciones aceptables para las partes en el ACE 55, que tiene fecha de vencimiento el 19 de marzo próximo.

Argentina busca una prórroga para la entrada del sector automotriz de México a sus mercados, plazo que concluye el próximo 19 de marzo y que permitiría el libre comercio de vehículos entre los dos países. Esta nación busca extender el plazo, porque, como ocurre con Brasil, no está en condiciones óptimas de iniciar un libre comercio en materia automotriz, informó la embajadora de Argentina en México, Patricia Vaca.

"Quizás se necesite una prórroga sobre los cupos, para poder trabajar con un horizonte más amplio", expresó en entrevista. (Con información de agencias).

1,705 millones de dólares es lo que podrá exportar en automóviles México hacia el 2019.

15.3% se contrajo la producción brasileña de automóviles durante el 2014; México creció 9.8 por ciento.

Negociaciones argentinas

seria escasez de dólares que sufre la Argentina empezó a producirle rispideces con sus socios comerciales. Esta vez, las discrepancias aparecen entre el gobierno de Cristina Kirchner y el de México, que encabeza Enrique Peña Nieto. La puja se da por el intercambio bilateral de autos.

Los ánimos entre las dos administraciones son aún afables, según supo LA NACION, a pesar de los intereses opuestos existentes y del tiempo limitado que existe para consensuar. El Gobierno busca que se mantenga un comercio administrado entre ambos países, algo que ocurre desde hace tres años, cuando se firmó el último acuerdo. A contramano, en Los Pinos -la sede de la presidencia mexicana- se impulsa un libre comercio de automóviles. El gobierno de Peña Nieto sufre la pesada presión de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) para que esto ocurra.

La producción mexicana de autos es un boom, a diferencia de la argentina. Aumentó 9,8% en 2014, cuando salieron de fábrica más de tres millones de vehículos. En tanto, las exportaciones treparon 27% en el año. Aquí se desplomaron la producción, las ventas internas y al exterior.

Los analistas afirman que en esta industria México es sumamente más competitivo que la Argentina. Por eso, en el sector local estimaron que un acuerdo sin ningún tipo de arancel pondría a la flaca balanza comercial del país contra las cuerdas. Por otro lado, en la actualidad, el retraso cambiario hace que los productos argentinos sean menos competitivos para exportar, incluso en el continente. En el Gobierno no desmintieron esta interpretación ante LA NACION. La semana pasada, la ministra de Industria, Débora Giorgi, expresó en un encuentro con periodistas: "Seguimos negociando. Queremos un acuerdo de más de tres años".

La Argentina corre con alguna ayuda extra. La productividad mexicana amenaza también a la industria brasileña, que se suma a una administración de comercio con los norteamericanos.

El tiempo es limitado. El próximo miércoles 19 vencerá el acuerdo automotor que se firmó en 2012. Éste establece un comercio administrado entre los dos países por el que se fijó un determinado cupo en el intercambio. El primer año era de US$ 575 millones; el segundo, de 620 millones, y el actual, de 184,3 millones. Superado ese límite se establece un arancel para el comercio, hoy de 35%. Se trata de un pacto que se firmó cuando se suspendió el Acuerdo de Complementación Económica (ACE) 55, que establecía un libre comercio en junio de 2011. Eso nunca ocurrió.

A mediados de febrero, la ministra de Industria, Débora Giorgi, se reunió en la Ciudad de México con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo. "El libre comercio es eso, o sea, tratar de ver cuáles son tus ventajas comparativas para que entres a mi mercado y permitirme apoyar a tu mercado con mis ventajas comparativas", describió el secretario mexicano tras la reunión, y agregó con tono sugestivo, según publicó El Universal: "Al empezar a restringir mercados, pues todo el mundo pierde. Porque tú me restringes autos y yo te restrinjo autos, y entonces empezamos un deterioro de la relación comercial".

Prórroga en estúdio 

La ministra visitó además una fábrica automotriz en la avenida Insurgentes en el barrio de Florida. De acuerdo con fuentes del mercado, una empresa francesa en la Argentina planea invertir en una plataforma exclusiva para fabricar desde 2017 una pick-up y exportarla a México y Brasil. "México entiende que no puede ir al libre mercado con la Argentina porque no hay divisas, pero los fabricantes presionan fuertemente al gobierno", dijo una importante fuente del sector. "El gobierno argentino buscará un nuevo acuerdo de cupos para los próximos tres años, pero lo más probable es que se pacte una extensión del actual por lo que queda de 2015", adelantaron en el sector.

En el mismo sentido, los gobiernos de Brasil y México acordaron renovar por cuatro años las actuales cuotas con que regulan el comercio bilateral de vehículos, en las negociaciones que tuvieron en los últimos días en Río de Janeiro para definir un nuevo acuerdo sobre el sector, según informó ayer la agencia de noticias EFE, basada en fuentes oficiales. El acuerdo, que vencía el 18 de este mes, mantuvo las cuotas de importaciones de hasta US$ 1600 millones anuales para ambos países.

La disputa era similar a la planteada entre México y la Argentina: Brasil planteaba mantener las cuotas, mientras que México quería liberar el comercio.

Dos escenarios muy diferentes

9,8% en alza

Es el crecimiento que tuvo la producción automotriz mexicana en 2014, superando los 3 millones de unidades -22%

-22 en baja

Es la caída interanual que registró la industria argentina durante el año pasado, cuando en total la producción nacional alcanzó a 617.329 vehículos

(Publicado por El Economista - México, 7 marzo 2015)
___________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international