Telecomunicaciones

Competencia obliga a AMX a agruparse en Brasil

Con lo que espera tener suficiente fuerza para competir contra Vivo, de la española Telefónica, tras la finalización de la compra de GVT a Vivendi.

viernes, 17 de outubro de 2014

El grupo mexicano América Móvil, propiedad del multimillonario Carlos Slim, está terminando la estrategia de integración de sus operaciones en Brasil. Las firmas Claro, Embratel y Net estarán listas para operar como una sola compañía a principios de diciembre. Con esto, el presidente de Claro en Brasil, Carlos Zenteno, espera que el grupo tenga la suficiente fuerza para competir contra Vivo, de la española Telefónica, tras la finalización de la compra de GVT a Vivendi.

La compra del negocio de banda ancha GVT hará más competitivo el mercado local, dijo Zenteno. Y a pesar de afirmar que su grupo es fuerte, agregó que todos los operadores tienen que prepararse para otro nivel de competencia en el sector de las telecomunicaciones. "Telefónica necesitaba a GVT para completar su cartera y ser más competitivos", añadió.

Con la adquisición que hizo Telefónica de GVT, por 9,300 millones de dólares, las empresas de Slim pierden el liderazgo por ingresos en el sector: quedarán en la segunda posición, con 8,800 millones de reales obtenidos al cierre del segundo trimestre del 2014. Telefónica, con GVT, suma más de 9,900 millones de reales. En clientes, el grupo español tendrá 101 millones con la combinación de negocios, frente a los 96.5 millones de América Móvil.

Claro, la tercera mayor compañía de telefonía móvil en Brasil, absorberá al operador de televisión por cable Net y a la firma de telefonía fija Embratel.

Además de la integración de las operaciones, América Móvil no tiene planes de cambiar de inmediato su estrategia de crecimiento. Tampoco contempla próximas adquisiciones.

El 31 de julio, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil aprobó con condiciones la unificación de las operaciones de Claro, Embratel y Net, con la condición de que la compañía resultante se registre como compañía pública con el regulador bursátil doméstico, la CMV.

Según Igor de Freitas, comisionado presidente de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), la exigencia fue necesaria porque, debido a las reglas del sector telecomunicaciones de Brasil, concesionarias o controladoras de concesionarias deben tener una estructura de capital abierto.

El 7 de agosto, Claro solicitó a la CMV autorización para cotizar en la Bolsa.

Las inversiones de Claro, Embratel y Net suman unos 10,000 millones de reales en el 2014. Sólo en la instalación de cables submarinos hacia Estados Unidos, la inversión suma aproximadamente 1,000 millones de reales. Incluso con los ahorros operativos que generará la integración de las compañías de América Móvil, las contribuciones al sector no caerán en el 2015, afirmó Zenteno.

(Publicado por Reuters, 17 octubre 2014)
_______________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international