Brasil 2014

El fútbol se viste de moda en el Mundial

Firmas como Dolce & Gabbana, Hugo Boss o Pedro del Hierro diseñan los trajes de los jugadores

miércoles, 11 de junho de 2014

Todos los ojos del mundo miran a Brasil. Y no solo para ver ganar a sus selecciones. Como bien sabe Vogue, que ha colocado en su edición española a Cristiano Ronaldo junto a Irina Shayk y a Neymar con Gisele Bündchen en la brasileña, a la moda le interesa la fascinación que ejercen las estrellas del fútbol. Los aficionados se sienten representados por sus deportistas y las marcas se baten en duelo por vestirlos. Su imagen será, durante estas semanas, la imagen de un país.

España en Brasil se viste de Pedro del Hierro (perteneciente al Grupo Cortefiel). Esta vez la marca ha añadido un complemento a su ya clásico traje azul a medida: el de Vicente del Bosque llevará bordados en el interior con los mensajes de apoyo de los aficionados. Quien lo desee podrá encargar una réplica sin personalizar en su tienda online o comprar alguna de las prendas que la firma ha lanzado con motivo del campeonato. A diferencia de lo que sucedió con la equipación del equipo español en los últimos Juegos Olímpicos, la Federación Española de Fútbol ha optado por un creador español. Cortefiel, la empresa para la que diseña Pedro del Hierro, es patrocinador de la selección y su contribución son los trajes de los futbolistas.

Los italianos lucen trajes azul marino de tres piezas diseñados por Dolce & Gabbana. La relación entre el fútbol y la pareja de diseñadores viene de lejos, refrendada por campañas publicitarias, colecciones inspiradas en deportistas y, por supuesto, la creación de los uniformes oficiales del Milan y el Chelsea. El corte ligeramente ceñido, el chaleco abotonado y una corbata estampada discretamente con la bandera del país representan a la perfección ese estilo, entre la elegancia y la seducción, que se asocia comúnmente con la estética italiana.

En el caso de los alemanes, la sobriedad (y la tradición) de sus trajes lleva el nombre de Hugo Boss. Aunque la firma pertenece al grupo británico de capital riesgo Permira, su sede se mantiene en Metzingen, la pequeña localidad de Stuttgart donde se fundó hace casi un siglo. La elección también está avalada por su estrecha relación publicitaria con las estrellas del fútbol y por otros triunfos deportivos, como los uniformes que la marca ha confeccionado para el Bayern Múnich o el Manchester United.

Quienes parecen llevar la contraria son los franceses. Originarios de la meca de la moda, han optado por una marca poco conocida. Smalto no suele aparecer en los medios ni suele figurar entre la elección de celebridades. No obstante, produce unas 1.000 piezas al año. Confecciona para altos mandatarios y se caracteriza por haber retomado un modelo de sastrería casi tradicional. Exclusividad en su sentido más literal.

Pero si hablamos de la unión deporte y moda, la decisión más controvertida (y la más mediática) ha sido la inglesa. El país que atesora un mayor número de firmas masculinas no ha elegido a un mítico sastre de Savile Row, tampoco a un diseñador emergente. Como ya hiciera en el mundial de Sudáfrica, Marks & Spencer ha hecho un clásico traje de lana gris. Su precio: 246 euros. Obviamente, las réplicas se agotaron en las tiendas en días.

(Publicado por El País - España, 10 junio 2014)
______________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international