Repsol

Repsol vendió el 12% que le quedaba en YPF y selló su salida de Argentina

Los compradores serían varios fondos de inversión.

miércoles, 7 de maio de 2014

La española Repsol está por completar su salida definitiva de YPF, una operación que empezó a rumorearse ni bien se aprobó el acuerdo de indemnización por el 51% de la petrolera expropiada, a fines de abril. La venta del 12,4% de las acciones de la empresa argentina que todavía tienen los españoles es manejada por el banco Morgan Stanley. En España daban por cerrada, pese a que no había sido comunicada oficialmente. La propia Repsol había dado una señal el lunes, cuando desistió de nombrar a los dos directores que le correspondían en YPF.

Fuentes del Gobierno explicaron que Repsol vendió su 12% de participación en la petrolera, el remanente que le quedaba tras la estatización de la empresa, en abril de 2012.

Se conoció que diversos fondos de inversión fueron invitados a participar de la operación, la venta estaría concluida en torno a los US$ 1.300 mlls. Morgan Stanley habría colocado las acciones a unos US$ 28, un precio similar al cierre del martres de YPF en Wall Street, de US$ 28,18. De hecho, el papel perdió 4,2%. También en Buenos Aires cayó 3,9%. Es que, desde la perspectiva de la empresa, la salida definitiva de Repsol ni bien logró cerrar el acuerdo con el Gobierno no es la mejor señal para el mercado.

La gran incógnita ayer era quién sería el comprador. Fuentes cercanas a la venta hablaban de fondos de inversión y que habría habido mucha demanda por los papeles. El monto que pagarían se aproxima a los US$ 5.000 millones que Argentina abonará por el 51% que reestatizó, aunque lo hará con bonos. De hecho se espera que el Gobierno emita en estos días los títulos con los que cancelará esa deuda. Y ya hay quienes creen que buscará convertir esos papeles en efectivo lo antes posible, y que comenzaría con la venta este mismo mes.

En su edición de hoy, el diario español Expansión publica que Repsol no colocaría los US$ 5.000 millones de golpe, sino que comenzará con una primera colocación, de unos US$ 1.500 millones del Bonar 2024. Según la publicación, fuentes financieras aseguran que se espera que en mayo se deshaga de casi todo "y se quede sólo con algo marginal, seguramente con parte de los bonos que vencen en 2033 (llamados Discount 33)".

A pesar de que en el mercado se dice que los compradores son fondos de inversión, se especulaba con que las acciones en venta podría interesar a la misma YPF o a la mexicana Pemex, que está buscando poner un pie en el megayacimiento de Vaca Muerta. Sin embargo, la petrolera argentina está con todos sus esfuerzos enfocados en incrementar la producción y Pemex no pasa por su mejor momento financiero. La empresa mexicana, enfrentada con la conducción de Repsol, encargó a Credit Agricole que venda su 9,4% en la petrolera española, valorado en 2.400 millones de euros.

Historia compleja

Repsol compró YPF en 1999, en una de las operaciones más resonantes de la historia argentina, dado que la firma ibérica no contaba con producción masiva de petróleo, algo en lo que YPF era una especialista. Después de la crisis de 2001, las previsiones iniciales de la compradora comenzaron a cambiar. Esa tendencia se acentuó aún más con la llegada de Néstor Kirchner a la Casa Rosada. Si bien muchos de sus funcionarios, en especial el ministro de Planificación, Julio De Vido, tenían un vínculo muy cercano con los popes de la española, también la sometieron a hostigamientos verbales cuando comenzó a caer la producción de hidrocarburos. Para salir de ese callejón, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, negoció y cerró en 2008 el ingreso de la familia Eskenazi, denominada por el ejecutivo catalán como "especialistas en mercados regulados", al capital de YPF. Fue un 14,9% que luego se elevó hasta el 25%. Si bien la gestión de la familia local logró mantener a flote los resultados de la empresa, no ocurrió lo mismo con la producción de crudo y gas, que atestiguaron caídas de hasta un 50 por ciento.

En diciembre de 2011, Sebastián Eskenazi y Cristina Kirchner se reunieron en la quinta de Olivos. La Presidenta le echó en cara al empresario que su empresa fuera una de las principales responsables por la salida de dólares para cubrir las importaciones de energía, y le pidió que se hiciera cargo de una parte de esa cuenta. Eskenazi rechazó el pedido. Cuatro meses más tarde, Cristina Kirchner ordenó la estatización del 51% de las acciones de Repsol en YPF.

La venta del 12% remanente de la española cierra la serie que comenzó en 1999.

Fin de ciclo

12% paquete accionario

Es la participación de Repsol en YPF que quedará en manos de inversores

US$ 1400

Son los millones que se desembolsarían por la operación.

(Publicado por El Clarín y La Nación - Argentina, 7 mayo 2014)
________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international