Justicia

Uruguay acogera a presos de Guantánamo

La decisión desató duros cuestionamientos de la oposición mientras expertos afirman que no hay marco para tal acuerdo

viernes, 21 de março de 2014

El presidente de Uruguay, José Mujica, dijo que está dispuesto a dar refugio a algunos presos de Guantánamo por una cuestión humanitaria, accediendo a un pedido del Gobierno de Estados Unidos, que ha prometido cerrar la prisión.

En declaraciones a medios, el ex guerrillero de 78 años confirmó informaciones previas de la embajada de Estados Unidos en Uruguay respecto a un diálogo con su Gobierno para recibir a prisioneros de la cárcel situada en territorio cubano.

"Si los presos de Guantánamo quieren hacer nido en Uruguay, podrán hacerlo", dijo al programa de televisión Subrayado del Canal 10.

"Vienen como refugiados y el Uruguay les da un lugar si quieren traer a la familia y todo lo demás", agregó al diario uruguayo El País en medio de una actividad en Soriano, 240 kilómetros al oeste de la capital Montevideo.

La base naval estadounidense de Guantánamo, que alberga a 155 prisioneros, ha sido internacionalmente criticada por constantes violaciones a los derechos humanos debido a las condiciones de reclusión.

"Es un pedido por una cuestión de derechos humanos. Hay 120 tipos que están presos hace 13 años. No vieron un juez, no vieron un fiscal, y el presidente de Estados Unidos quiere sacarse ese problema de encima (...) y yo le dije que sí", explicó Mujica.

Al ser consultado el motivo que lo llevó a aceptar, Mujica recordó su período en la clandestinidad y sus 14 años de prisión antes y durante la dictadura uruguaya, que tuvo lugar entre 1972 y 1985. "Estuve un montón de años preso y estoy podrido (harto)de lo que se habla: derechos humanos es esto", destacó.

El presidente Barack Obama, quien en el 2009 se comprometió a clausurar esa prisión, ha solicitado a varias naciones que reciban a reclusos que son considerados una amenaza para Estados Unidos por haber estado vinculados a actos de terrorismo.

Expertos

Expertos en derecho internacional admitieron sentirse "perplejos" ante la posibilidad de que cinco prisioneros de la cárcel estadounidense en Guantánamo, acusados de acciones terroristas, lleguen a Uruguay como parte de un acuerdo entre los gobiernos de uno y otro país y con limitaciones para sus libertadores ambulatorias (ver nota aparte). Afirman que no hay un marco jurídico que avale ese intercambio de "favores", como lo catalogó ayer el presidente José Mujica.

De gira por Tacuarembó, el precandidato oficialista Tabaré Vázquez, reconoció que Mujica lo informó sobre el asunto. "Yo no puedo hablar mucho sobre el tema por razones obvias ya que la conversación que tuve con el presidente fue telefónica", dijo a El País. "No tiene por qué consultarme, es un tema que se está procesando y hay que ver como evoluciona", agregó Vázquez.

Mujica recibió una llamada el lunes del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, que le agradeció su aceptación y le comunicó que el presidente Barack Obama lo recibirá en la Casa Blanca antes de que termine junio, informó el semanario "Búsqueda".

En la tarde de ayer Mujica explicó su decisión luego de recorrer la Expo Activa en Soriano. "No hay que hacer novela, no hay ningún acuerdo. Es un pedido por una cuestión de derechos humanos. Hay 120 tipos que están presos hace 13 años. No vieron un juez, no vieron un fiscal, y el presidente de Estados Unidos quiere sacarse ese problema de encima. El Senado le exige sesenta cosas, entonces le pidió a un montón de países si podían darle refugio a algunos y yo le dije que sí", explicó. "No vuelven a su país de origen porque el presidente de Estados Unidos no hace lo que quiere, hace lo que puede, porque hay una comisión del Senado que le marca: esto podés hacer, esto no", agregó. El mandatario señaló que el acuerdo no será "gratis" porque "yo paso boleta" pero no quiso especificar más. "Escuche, el presidente del país estuvo un montón de años en cana, sabe de lo que habla, y la cana es dura. Me imagino lo que ha de ser Guantánamo. Para mi es una cuestión de dignidad. Acá vas a tener una cama, revolvete para laburar y portate bien", dijo en referencia a la futura actividad en Uruguay de los hoy detenidos. Los detenidos que vendrían serán 4 sirios y 1 pakistaní, según informó "Subrayado".

Mujica dijo que podrán traer a sus familias, pero trascendió que no podrán dejar el país y tendrán limitaciones para ejercer actividades políticas.

La embajadora Julissa Reynosso coincidió con Mujica en la Expo Activa y señaló que los detenidos fueron declarados "elegibles" para ser transferidos y no son peligrosos. Explicó que cerrar la base de Guantánamo es una prioridad para la administración Obama. "Estamos en negociaciones. No se ha terminado ninguna gestión. No quiero ni puedo entrar en detalles", señaló la diplomática.

Repercusión

El precandidato blanco y excanciller, Sergio Abreu, adelantó a El País que convocará al canciller Luis Almagro a la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara Alta porque "no está claro en que régimen estarían en Uruguay". "No son juzgados, no son refugiados, no son asilados. No podemos ser la cárcel agregada de Estados Unidos", sostuvo e senador blanco.

Por su parte, el precandidato blanco Jorge Larrañaga, escribió en Twitter que "aceptar presos de Guantánamo es aceptar el régimen de Guantánamo, sin tratado internacional ni habilitación del Parlamento". Consideró un "enorme error" la decisión de Mujica y se preguntó: "¿Por qué aceptar que deban ir a un país y no al que quieran?".

Su colega colorado, Ope Pasquet, consideró que "si es gente que está libre puede entrar al país como cualquier persona, pero no tienen que cumplir acá la condena que le dan en otro país". "Si es gente acusada de terrorismo, no la queremos", agregó Pasquet.

Por su parte, el diputado blanco Jaime Trobo, presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales dijo a El País que "los detenidos en Guantánamo llegaron allí habiendo sido secuestrados en otros territorios." "Muchos no han sido puestos a disposición de la justicia de Estados Unidos vaya a saber por qué razón, y para liberarlos quien los retiene pide a otros estados que los reciban y los mantengan secuestrados por varios años. ¿Por qué se tiene que meter Uruguay en esto? ¿En qué régimen los quiere incluir el gobierno? En realidad es un mamarracho y una genuflexión más, inaceptable", subrayó. "Para que el presidente de los Estados Unidos pueda cumplir con su compromiso de limpiar de detenidos la base de Guantánamo, ahora el gobierno del Frente Amplio y Mujica le ofrecen nuestro país como cárcel. Es lamentable", enfatizó.

El precandidato blanco Luis Lacalle Pou envió un mensaje de Twitter en el que señaló "nuestro rechazo total a ser carceleros de los EEUU". "Llamaremos al Ministro al Parlamento. Antes Bases, ahora cárcel. Rotundamente no!", agregó haciendo referencia a la oposición de su bisabuelo, Luis Alberto de Herrera a la instalación de bases estadounidenses en Uruguay hace 7 décadas.

Por su parte, el presidente del Partido Independiente Pablo Mieres admitió su "sorpresa". "No creo que esa idea esté enmarcada dentro del derecho internacional público. "Hay algo de subordinación política de nuestro país", señaló.

Una cárcel polémica

- En 1903 Estados Unidos le arrendó a Cuba la base de la bahía de Guantánamo en el sureste de la isla. Tras la Revolución cubana el gobierno de Fidel Castro decidió dejar de recibir dinero por el arrendamiento.

- Como la base no es propiamente territorio de Estados Unidos, no se aplican allí las leyes de ese país. Tras los atentados del 11 de setiembre de 2011 el gobierno de ese país confinó allí a centenas de presuntos terroristas islamistas a los que no se les aplicaron las normas que se utilizan en los procesos judiciales.

- Actualmente hay allí 154 detenidos, de los cuales 87 provienen de Yemen. Tras revisar sus casos, Estados Unidos considera que la mayoría de los yemeníes están en condiciones de abandonar la base donde permanecen en una especie de vacío legal.

- En la base llegó a haber más de 770 detenidos que han sido enviados o a sus países de origen o a otros como Eslovaquia, Alemania, Francia, Bélgica, Palau y Suiza. En tanto, Costa Rica y El Salvador se han mostrado interesados en que se le envíen algunos. Uruguay sería el primer país de América del Sur en recibir detenidos.

- Los detenidos provienen de países como Arabia Saudita, Pakistán, Afganistán, Argelia, Uzbekistán, Irán, Mauritania, Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Irak y Uganda. Algunos nacieron en países europeos como Bosnia, Francia y Dinamarca.

- El año pasado varios de los detenidos realizaron huelga de hambre para protestar por su condición y algunos fueron alimentados a la fuerza.

- El presidente Barack Obama dijo en diciembre pasado que "las instalaciones de detención de Guantánamo continúan imponiendo significativos costos al pueblo estadounidense". Obama se comprometió a cerrar la cárcel a comienzos de 2009 pero no pudo cumplir su promesa. Consideró que daña la seguridad nacional y las relaciones con aliados, y alienta a los extremistas.

Las cifras

 - 80% Amnistía Internacional calculó que el 80% de los detenidos están recluidos en Guantánamo en régimen de aislamiento en el Campo 5, el Campo 6 o el Campo llamado "Eco". El Campo 6 se construyó para albergar a 178 detenidos y es la instalación donde las condiciones serían más severas. Los detenidos están confinados durante al menos 22 horas al día en celdas individuales de acero sin ventanas.

- 7 Al menos hasta 2011 habían muerto allí en cautiverio 7 de ellos, de los cuales 5 cometieron suicidio.

- 80% 14 de los detenidos llegaron a Guantánamo en 2006 tras permanecer bajo detención de la CIA al menos cuatro años en lugares desconocidos.

(Publicado por Agencias y El País - Uruguay, 21 marzo 2014)
_________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international