Negocios

Brasil y México: objetivos de las empresas familiares españolas

Latinoamérica es el destino prioritario de las compañías familiares a la hora de expandirse, por delante de la propia Europa y Asia

martes, 18 de fevereiro de 2014

Brasil y México son los países clave en los programas de expansión internacional de las empresas familiares españolas que quieren implantarse en Latinoamérica, destino prioritario para el 22 % de estas compañías, por delante de Europa y Asia.

La mayoría de las empresas familiares con perfil de pyme entraron en América Latina a partir del año 2000, empujadas por las grandes multinacionales españolas que se habían asentado en la región en los 90 gracias a las adquisiciones o participaciones de empresas locales, tanto públicas como privadas.

Brasil y México son los países prioritarios para estas empresas, ya que ofrecen un alto potencial de crecimiento y una clase media pujante.

Así lo asegura a EFE el consejero delegado del Grupo Borges, Josep Pont, empresa centenaria y presente en Latinoamérica desde hace 30 años.

"Brasil ya no es una promesa en el mundo, es una realidad que tiene un recorrido extraordinario desde todos los puntos de vista", asevera, tras incidir, no obstante, en la "diversidad y asimetría" que existe en América Latina.

Recomienda entrar "poco a poco, con mucha prudencia y con un planteamiento a largo plazo".

Añade que en el sector de la agroalimentación hay que hacer un doble esfuerzo ya que la gastronomía latinoamericana es muy diferente y hasta hace muy poco el aceite de oliva, por ejemplo, era un producto desconocido.

El director corporativo de Marketing del Grupo Roca, Carlos Velázquez, en conversación con EFE también coincide en que los productos deben adaptarse a cada mercado y en el caso de la empresa familiar valora "esa otra forma de trabajar", más ligada al cuidado de sus socios históricos.

El Grupo Roca, empresa nacida en 1917, entró por primera vez en esta región implantándose en Argentina y en 1999 se expandió por Brasil gracias a la compra de la multinacional Laufen.

"Costó arrancar, sí, aunque tampoco hubo grandes dificultades, pese a que la fiscalidad brasileña es complicadísima. Pero ahí estamos, líderes de mercado y con un 20 % de la plantilla total de la compañía en Sudamérica", indica.

Los procesos de internacionalización de las empresas familiares se han intensificado en los últimos años y según el Barómetro de la Empresa Familiar correspondiente a 2013, el 74 % de las empresas familiares ha incrementado su actividad en el exterior.

El socio coordinador de la Práctica Latinoamericana de Cuatrecasas, Conçalves, Pereira, Jaime Llopis, deja claro que en esta aceleración de la internacionalización también ha influido la falta de perspectivas de crecimiento en España.

"En los últimos años estamos viendo un fenómeno de internacionalización por necesidad", señala, al tiempo que advierte de que "los procesos son complejos y requieren profesionalidad y sobre todo recursos".

Llopis asegura que precisamente la empresa familiar, desde la flexibilidad que tiene para tomar decisiones, y sin perder su identidad y su cultura de empresa, tiene una estructura "idónea" para aprovechar muchas de las oportunidades que ofrece América Latina.

"Hay que ser conscientes de que no nos están esperando, pero sí hay muchos espacios por descubrir", resalta.

Este despacho de abogados presta servicios legales en derecho español, comunitario, sobre arbitrajes o fiscalidad y tiene presencia estable en Brasil desde 2001, aunque se extiende al resto de países a través de una red de colaboración institucional.

El VII informe del IE Business School sobre la inversión española en Latinoamérica destacaba esta semana que la mayoría de las principales empresas presentes en la región prevé que su facturación procedente de América Latina sea superior a la que registran en España en los próximos tres años.

De hecho el consejero delegado del Grupo Borges añadía que en Latinoamérica ya facturan 30 millones de euros al año, de los que más del 50 % proceden de Brasil.

También las ventas del Grupo Roca en este país han sobrepasado por primera vez a las de España.

En el mismo sentido, la empresa de mármoles y silestone Cosentino, nacida en 1979 y con precedentes familiares que arrancan desde 1940, ha conseguido que su negocio internacional aporte el 90 % de las ventas consolidadas.

El director corporativo de Marketing y Comunicación de Cosentino, Santiago Alfonso, explica a EFE que el proceso de implantación fue lento y necesitaron el apoyo de las grandes entidades financieras españolas, aunque en los últimos cinco años ya han conseguido acceso a los bancos locales de Brasil.

Una de las ventajas que tuvieron en este país fue que existían "patrones de producto" similares, ya que Brasil destaca por su piedra natural y había una "complementariedad" en el negocio.

Cosentino emplea a casi 180 personas en Latinoamérica y tiene fábricas de granito en Brasil y en México.

(Publicado por EFE, 17 febrero 2014)
____________________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international