Comercio Exterior

Canciller de Brasil pidió a Argentina soluciones a las trabas al comercio

Figueiredo se reunió con la Presidenta argentina; analizaron la relación comercial y el espionaje

viernes, 20 de setembro de 2013

"Que haya roces en una relación es natural. Ocurre en todas las parejas. Lo importantes es tratar de resolver los problemas y no ocultarlos". La frase la pronunció ayer el canciller de Brasil, Luiz Figueiredo, en su primera visita a la Argentina y sintetizó el espíritu de su viaje: acercar posiciones de la administración de Dilma Rousseff con el Gobierno y superar los problemas existentes.

Durante los encuentros que mantuvo con Cristina Kirchner, con el canciller Héctor Timerman y con el ministro de Planificación, Julio De Vido, Figueiredo pidió a la Argentina "atender" y "resolver" los obstáculos al comercio bilateral que tienen el poder de "contaminar" una amplia y provechosa relación mutua. También mencionó la necesidad de trabajar entre los dos países para evitar el espionaje internacional como el que sufrió Brasil de parte de las agencias de inteligencia de Estados Unidos.

El canciller de Brasil trató de evitar un tono confrontativo con el Gobierno, sobre todo porque se trató de su primera visita a la Argentina, ya que asumió hace 15 días. Pero con tono diplomático Figueiredo planteó su firme intención por lograr soluciones a las trabas al comercio que impone Buenos Aires.


Si bien el flujo comercial entre ambos países creció significativamente en los últimos años y en 2012 fue de 34.000 millones de dólares, los empresarios de San Pablo se quejan por las trabas a la importación que fija el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y objetan que la Argentina exija a los que ingresan bienes un permiso llamado Declaración Jurada Anticipada de Importación, que demora sustancialmente el proceso comercial.

Fuentes diplomáticas de Brasil y de la Argentina coincidieron ante LA NACION en que Figueiredo también planteó la necesidad de acelerar el proceso de una negociación entre el Mercosur y la Unión Europea por un acuerdo de libre comercio.

Ambos bloques regionales deberán presentar nuevas ofertas hacia fines de año y se espera que haya una señal de entendimiento. En este sentido, Figueiredo planteó que las ofertas "deben ser un compromiso" para poder cumplir un acuerdo con la Unión Europea y no un mero formalismo. En Brasil creen que se hace "imprescindible" arribar a un acuerdo UE-Mercosur en lo inmediato porque Estados Unidos avanza aceleradamente en un entendimiento similar con la UE para el año que viene.

Se analizó, a la vez, la posición de Paraguay en el Mercosur, que si bien reingresó al bloque luego de la suspensión que sufrió tras la destitución del ex presidente Fernando Lugo, ahora deberá avalar desde su Parlamento la incorporación de Venezuela al bloque.

En la reunión que Figueiredo mantuvo con Cristina Kirchner también se acordó realizar acciones conjuntas para enfrentar el espionaje de Estados Unidos en la región.

"Se planteó la necesidad de coordinar posiciones y realizar acciones conjuntas frente a las actividades de espionaje de los Estados Unidos en la región", indicó la Cancillería en un comunicado. Para ello, se buscará el desarrollo de herramientas de ciberdefensa que protejan las comunicaciones y el almacenamiento de información estratégica. Seguramente es un tema que Brasil y la Argentina llevarán a la Asamblea General de la ONU la próxima semana.



(Publicado por La Nación - Argentina, 20 septiembre 2013)
_______________

últimas calientes

suscribirse |  entre en contacto |  apoyadores |  migalhas en portugués |  migalhas international